Follow by Email

martes, 13 de noviembre de 2018

Pétain

Nous les aurons


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Macron iba a ser el Sacarino de frau Merkel en la UE, y para conmemorar el centenario del Armisticio pidió un ejército de la UE para defenderse… de los Estados Unidos, ya se supone que con él montando a “Cyrus”, el caballo del Pequeño Cabo.

Lo escandaloso del centenario no fue el homenaje vergonzante a Pétain, sino la “performance” a lo Louis de Funes de Macron delante de los peces gordos del mundo (en los planos con Trump de fondo parecía la fiesta americana del pavo indultado), venga “Marsellesa” para arriba, venga “Marsellesa” para abajo, antes de subirse a un palé a pregonar con juegos de palabras su nuevo crecepelo: “El patriotismo es exactamente lo opuesto al nacionalismo” (?). ¡Y a tomar por el saco el abate Sieyes!

Este cosmopolita “avant la lettre”, que en el entretanto traslada a Irún “refugees” subsaharianos en camionetas blancas de la “police”, llama a levantar un ejército europeo para defendernos… de los marines americanos (que también andan de aniversario), sin darse cuenta, en cualquier caso, de que el militarismo precede al nacionalismo, nunca al revés, como demostró el jinete de “Cyrus” que reposa en los Inválidos en tanto que Pedro Sánchez no pille la presidencia de la UE y proceda a exhumarlo con Carmen Calvo de Peter Lorre en homenaje al Tourneur de “La comedia de los horrores”.

Nous les aurons –fue el lema en Verdun de Pétain, el último militar que les ganó una guerra.

Eso fue en el 18. En el 40, era embajador en España, pero Reynaud lo llama a París y la Asamblea Nacional (“Patriótica”, diría Macron) lo nombra Jefe del Estado para pactar la rendición con unos conquistadores que sólo los americanos expulsarán a sangre y fuego de Francia. Entonces Mornet, el mismo fiscal de Mata Hari, pedirá para Pétain (¡por… “inteligencia con el enemigo”!) la pena de muerte, conmutada por una cadena perpetua en Santa Margarita, quizás en la misma celda de la Máscara de Hierro, hermano adulterino de Luis XIV, personajes todos menores… al lado de Macron.