Follow by Email

martes, 14 de octubre de 2014

Los muertos y las muertas. Juan Ignacio Luca de Tena



JUAN IGNACIO LUCA DE TENA
1897-1975

Juan Ignacio Luca de Tena fue un hombre arrollador. Al nacer ABC diario, él tenía siete años. Antes de ir al colegio, lo llevaron a los talleres del periódico, donde al pie de la rotativa esperaba su padre la salida del primer ejemplar: “Cuando éste surgió, por fin, al borde de la plegadora, mi padre me hizo el regalo de este primer nacido, que me pareció en aquel momento como un pequeño hermano mío de papel. En sus páginas había la primera crónica telegráfica publicada en un periódico español. La firmaba Azorín.” Fue periodista, político, académico, dramaturgo y marqués. Para justificar una ley de defensa de la República (“que en gran parte era una ley de defensa contra Juan Ignacio”), la República le inventó lo que Pemán llamó una “machada monárquica”, realizada con un gramófono, una “marcha real”, unos “vivas” tradicionales y el homicidio de un chófer: lo elemental y suficiente para poder llevárselo una temporada a la cárcel. A su muerte, en la Casa de ABC la bandera nacional ondeó a media asta con crespones negros y la puerta permaneció entornada en señal de duelo.
IGNACIO RUIZ QUINTANO
(Del libro Serán ceniza, mas tendrá sentido / Ediciones Luca de Tena, 2006)