Follow by Email

lunes, 22 de junio de 2015

Cananas




Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    El Kichi, alcalde de Cádiz por la partidocracia de “Dios” (nombre de Chiqui Benegas a Gonzalón), ha sustituido en el despacho el retrato del Rey por el del anarquista Salvochea.

    El Kichi, que vivía como un marqués como liberado sindical (un lagarto de la casta), podía haber puesto el retrato de Alfon, el tamborilero del Bruc de Podemos, pero Alfon es patrimonio vallecano, como el cura Llanos, y además, hasta que mojen la pluma los poetas del periodismo global, Alfon carece de literatura, salvo el pin que no tardará en lucir en la solapa el sacamuelas de Carmona y ese “tic-tac, tic-tac” que con el beso de buenas noches nos susurra Pablemos, ahora que Pablemos, Carmona y El Kichi viven “días vertiginosos y éticos”:

    –Vivir en flor de cananas era tres rayitas, o sea, idénticamente igual a morir en olor de santidad.
    
Lo cuenta Vicente Tortajada en su “Flor de cananas” (Renacimiento), novela sobre el doctor (¡como Llamazares!) Pedro Vallina, anarquista sevillano que viaja a Madrid con el protagonista para conocer “al apóstol”, Félix Salvochea, que vive en Hortaleza, donde escribe una postal diaria a su madre. “Costumbre del exilio, ¿saben ustedes?”

    El apóstol “estaba chocho”, pues la madre lleva muerta muchos años.

    –Mi auténtico ideal –les dice– es aquel antiguo leña para quemar, caballo viejo para cabalgar, vino añejo para beber, amigos ancianos para conversar y libros antiguos para leer.
    
Quiten ustedes los libros y tendrán el auténtico ideal de El Kichi, de Carmona y de Pablemos.
    
Es 11 de noviembre, y Salvochea, el del retrato municipal de El Kichi, los guía por churros a Sol, donde se ha citado con Pardiñas, que no está. Y entonces lo ven metiéndose un tiro en la boca, y en la acera de la librería, ven el cadáver caliente de Canalejas.
    
En el ir y venir al Real para cerrar con Bertrán de Lis la operación “Ni un pobre sin Ópera”, la Abuela Manuela podría recuperar para la calle Mayor el nombre de “Calle de Mateo Morral” del Frente Popular.