Follow by Email

domingo, 27 de marzo de 2011

Boxeo. Tres combates memorables

Boni comprando un par
de guantes


J. R. M.

Tres combates como tres soles brillaron en una entretenida velada en Navalcarnero, polideportivo La Estación. David Sánchez y Sergio Prado, supergallos, cruzaron sus guantes. Se impuso la derecha directa de David, para quien vale el verso que Nicolás Guillén dedicó a Kid Gavilán:

Tus guantes,
puestos en la punta de tu cuerpo de ardilla,
Y el punch de tu sonrisa.

Sergio Prado, que demostró buena clase, abandonó por lesión en el tendón de Aquiles, aunque el árbitro debió parar la pelea antes de obligar a Valenciano a tirar la toalla.

A seis asaltos se vio el Zar Petrov con Moisés Castro, zurdo nicaragüense solo en su rincón, que aguantó con entereza la suficiencia del ruso. Venció Petrov por KO técnico y nos quedamos a la espera de poder verle en mayores empeños. Es un placer verle en el ring.

El último combate, peso superligero, enfrentó a Rubén Nieto con Álex Bone, ecuatoriano residente en Zaragoza. La técnica de Rubén tuvo que lidiar contra la violencia de Bone, que a cada mano respondía con oleadas salvajes. Impresionante contraste de estilos en el que a Nieto le resultaba muy difícil imponer su ritmo. El de Torrejón fue derribado en el quinto asalto y vivió momentos de incertidumbre hasta que sonó la campana. Recuperó el control de la situación y en el octavo puso al maño fuera de combate. Fue un gran combate en el que Rubén resistió los embates de una fuerza de la naturaleza y demostró su capacidad de sufrimiento. La pasión se hizo dueña del pabellón y, acaso por eso, la labor del árbitro Francisco Vázquez, fue criticada desde ambas esquinas; en mi opinión fue ecuánime y precisamente el mantener bajo control la pelea es lo que favoreció el gran espectáculo que vivimos.