Follow by Email

martes, 29 de septiembre de 2009

MARTES, 29 DE SEPTIEMBRE


¡FORTUNY ES EL GENIO!
La consabida alfalfa taurina de la TV a propósito de la gala barcelonesa -no confundir con la cadera de Gala- del Emo de Galapagar , y toda su mala literatura al hombro, incluido el manifiesto de don Pedro Gimferrer ("¡Que paren el aviocar!", gritaba el Poeta Verdadero en la Redacción la noche en que don Pedro ingresó en la Academia y su Tercera no acababa de llegar), me llevan a lo que uno escribió al pie del dibujo de Mingote en la necrológica de Salvador Dalí:

"Las dos cosas más afortunadas que pueden acontecer a un pintor son: primero, ser español, y segundo, llamarse Dalí. Ambas han convergido en mi persona."
Salvador Dalí fue el espejo del siglo XX.
Lorca: "¡Oh Salvador Dalí, de voz aceitunada!"
Dalí: "San Juan es el Velázquez de la poesía. Pobre Lorca, qué distancia, qué poco sabía de las profundas cavernas del sentido... Yo soy el único que es genio y santo. Mi vida es muy semejante a la de San Agustín. Claro que Las postrimerías de San Fernando (Virgilio Mattoni) es un cuadro milagroso. Se ve la Sagrada Forma de perfil. Es una línea y se ve redondo. ¿Comulgaría usted con esa Sagrada Forma? Pero Fortuny, Fortuny es el genio. Picasso estaba acorralado por los políticos. Todo el arte moderno empieza en Fortuny. Goya, al lado de Velázquez, no pasa de ser un caricaturista. La cadera de Gala es el principio y el fin de todas las cosas."
Fue amortajado con una túnica de seda beige en la que se habían bordado una corona y una D.
(Del libro Serán ceniza, más tendrá sentido, de Luca de Tena Ediciones)

¡Fortuny es el genio!

Ahora creo que, con ese grito, Salvador Dalí -no confundir con Salvador Boix- nos prevenía de toda la confusión que la alfalfa taurina de las galas barcelonesas -no confundir con las caderas de Gala- haría a la tauromaquia, donde también Fortuny es el genio.

Ignacio Ruiz Quintano