Follow by Email

miércoles, 2 de diciembre de 2020

La mascarada

 

Carl Joachim Friedrich

Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    Somos, sin duda, lo que un autor llamó nación de sirvientes viviendo bajo leyes que prohíben lo que no es necesario prohibir.
    

En España, lo que no está prohibido es obligatorio. El “pueblo soberano” está obligado a llevar mascarilla, y así lo admite el Supremo con argumentos que dejarían ojiplático a Léon Duguit y que uno ya había oído en la cola de la pescadería.
    

Debe prevalecer el objetivo constitucional de protección de la salud de todos, que comprende la integridad física y moral.
    

El Supremo piensa lo mismo que el Gobierno, sólo que después, que es lo que quería decir Friedrich cuando dijo que “ningún poder es absolutamente neutral, so pena de no ser en absoluto poder”. Pero el españolejo es tan romántico que, a pesar de estas decisiones, seguirá pensando que la soberanía, ese concepto metafísico, reside en el Pueblo, y no en el Gobierno. Por algo decía Trevijano que al Estado de Partidos no le habría arrancado nunca la indemnización favorable al diario “Madrid” que le arrancó a la dictadura franquista.
    

Vale, el “pueblo soberano” ya está enmascarado. Y ahora ¿qué? Pues ahora no puede moverse. ¿Por qué? Ese tema lo lleva otra ventanilla, que los kelsenianos llaman Tribunal Constitucional, custodio de los tótems y tabús del Régimen.
    

Los dos tabús del momento son el origen de los votos de Sleepy Joe en las presidenciales americanas y el origen del pangolín en la movida de “la Coviz”. ¿Por qué un pangolín y no un yacaré overo del Brasil de Bolsonaro? ¿O un matacán de la Gran Llanura húngara de Orban? ¿Y un uro falso en la Polonia de Duda?
    

Los nazis querían una raza pura de hombres, pero también de toros, ¡el uro primigenio!, y Goering, asesorado por los hermanos Lutz y Heinz Heck, se llevó alguna punta de ganado español al bosque polaco de Białowieża para hacer, “eliminando lo anterior”, su propio encaste, parecido al que Arsuaga apacienta en Salgüero de Juarros.
    

¡Cómo cambiaría el relato mediático, si se pudiera separar al pangolín de la China de Xi Jinping!

[Miércoles, 25 de Noviembre]