Follow by Email

viernes, 25 de diciembre de 2020

Arbitrista comunista

Jean Buridán

 

Ignacio Ruiz Quintano

Abc
    

El ministro del Juego, Garzón, que no es precisamente un Huizinga, tiene un hermano arbitrista que le sopla cómo hacer comunismo con la ruleta, igual que Zidane tiene un visitante nocturno que le sopla las rotaciones en la alineación.
    

El arbitrista Garzón quedó traumado en su juventud por un dicho de Anatole France según el cual la igualdad democrática no puede ser la igualdad legal “que prohíbe a los ricos igual que a los pobres robar pan y dormir bajo un puente”, y para socorrer a los pobres propone a su hermano fabricar billetes de euro en la máquina del Estado.
    

No le falta razón al arbitrista. La democracia no se inventó para socorrer a los pobres, sino para proteger a los libres, que, a pesar de la literatura moral, no suelen ser los pobres, que ya tienen sus cinco minutos de gloria los domingos, que no hay parlamento, cuando los ricos les conceden en la iglesia que un día heredarán la tierra.
    

En cuanto se impuso la representación popular, los ricos esquivaron el peligro de una legislación de los pobres. Enumerados por un gran estudioso del asunto, cuatro fueron los procedimientos: el primero, conceder derecho de voto solamente a los propietarios, tuvo un carácter transitorio; el segundo, corromper a los parlamentarios para formar mayorías de apoyo al gobierno monárquico, destruyó la separación de poderes de la Monarquía constitucional, creando la confusión de poderes en la Monarquía parlamentaria; el tercero, el de Montesquieu, equilibrar la relación entre el legislativo y el ejecutivo, abrió la puerta a la democracia en América; y el cuarto, domesticar a las masas por medio de los partidos, dio un oligopolio a los partidos, elevando la corrupción a factor de gobierno.
    

El sufragio universal perdió su carácter liberal de derecho político para convertirse en un deber cívico.
    

Si es obligatorio el voto, ¿cómo no lo sería la vacuna? El Estado de bienestar es un brete en que el pensionista, nuevo asno de Buridán, debe elegir entre vacuna o eutanasia.

[Viernes, 18 de Diciembre]