Follow by Email

martes, 29 de enero de 2013

Ni una temporada más



No es nuevo, es algo que ya sucedió hace tres años, casi coincidiendo con la llegada al equipo de Cristiano Ronaldo, algo de lo que también nos hicimos eco en su momento. Los celos profesionales llevaron a la susodicha, a hacer patente el presunto enfrentamiento entre los dos ídolos del Real Madrid. Y no sólo lo hizo patente sino que propició un auge a una desagradable situación con sus declaraciones sobre el luso, alguien que hoy por hoy es el líder indiscutible del equipo en el campo de juego. Y las razones son las mismas, o parecidas, sólo que ahora van dirigidas de manera inequívoca hacia quien entiende o sospecha que puede derrocar a un ídolo, es decir, al señor Casillas, un personaje nefasto para ella: Mourinho.

Y por qué todo esto? Pues en mi opinión ( yo no soy como Marca que da pábulo a whatsapp de amigotes) y por la información de que dispongo, las razones son varias: La primera, porque Iker no está ( ahora evidentemente menos) en su mejor forma y sabe que Mourinho había pedido un portero que le apretase las clavijas. ¿A que le lleva esto? al peligro de perder su titularidad en el Real Madrid y por añadidura en la Selección Española, a perder su estatus de “yerno que toda madre querría”, a perder su condición de ídolo, y no olvidemos que los ingresos publicitarios van aparejados justo a ésas tres cosas precisamente. Eso sin tener en cuenta, que para su pareja, quiérase o no, ser la novia de Casillas, la eleva a un lugar de privilegio que se ve recompensado tanto económicamente como en prestigio ante el resto de la profesión. Consecuentemente ¿quien es el enemigo número uno? Creo que está en la mente de todos: Mourinho. ¿A quien interesa echar del Real Madrid, de España y si se puede de Europa y del Mundo? No repitamos la respuesta. Ya dije hace un año que el topo era Sara Carbonero por boca de Casillas. Hoy los hechos me lo confirman.

Lectura completa: Click