Follow by Email

miércoles, 11 de diciembre de 2019

Última jornada de grupos

Mano petrificada de tiranosaurio rex


Francisco Javier Gómez Izquierdo
       
Son varios los equipos nobles que se presentaban a la última jornada de Champions con más inquietud de la prevista. En la de ayer, el Liverpool, último campeón, amenazaba traspiés descomunal durante la primera parte en el salón de baile de un Salzburgo al que le queda el triste consuelo de los méritos. Haalan, el tocado por los ángeles del gol, pudo ascender a los cielos del fútbol si el palo de la portería no se hubiese interpuesto en el camino de la gloria. No sólo el noruego Haalan, sino también el coreano Hee Chan o el japonés Minamino, guerreros más que notables del sorprendente equipo austriaco estuvieron muy cerca de burlar a Alisson y tumbar con estrépito al flamante Liverpool de Klopp, pero los dinosaurios siguen imponiendo lo suyo y en un pispás te parten la cara sin que sepas de dónde ha salido el sopapo. Al Liverpool le bastó un minuto para aclarar una negritud cada vez mas tétrica. La blanquearon entre Mané, Keita y Salah cerca de la hora de juego. La verdad es que los austriacos sí que vieron venir los dos ganchos del KO en un solo minuto, pero el cansancio impedía volver a defender con frescura y ¡ay! éste es elemento decisivo en el fútbol.
       
La emoción estaba a las siete en Salzburgo y a las nueve en Amsterdam, por lo que disfruté de una agradable sesión continua que en el Ajax-Valencia me tuvo en tensión hasta el último minuto, asustado por el arrebato de Gabriel que le costó la expulsión, instantes antes del final del partido. El grupo era “chungo” y dábamos poco por el Valencia, pero la realidad es que el Ajax no es tan fiero como el año pasado, el Chelsea es ganable con aplicación... y si además te viste la Fortuna, todo es posible. El joven Ferrán, con muchos fundamentos de la escuela holandesa cruyffista, me tiene cada día más encandilado con un juego entre líneas de lo más airoso e inteligente del panorama. ¡Qué rápido ve y que fácil pasa! Quizás el Ajax es más equipo que los dos clasificados para octavos, pero si llegas a la última jornada sin los deberes hechos no ha de sorprender el batacazo. Me hubiera gustado más el Ajax que el Chelsea junto al Valencia, pero llegados al último acto sólo una combinación era posible para el pase de los valencianos y ésta era la derrota de los holandeses.
     
No ví nada del partido, pero me sorprendió la eliminación del Inter, sobre todo sabiendo que el Barça se presentaba en el Giuseppe Meazza sin Messi y me disgusta un poco que se haya clasificado el Dortmund, para mí el peor conjunto del gurpo F, a pesar de las apariciones  destacadas de Acharf, Sancho y Alcácer.  La ausencia del Zenit incluso para la Europa League también nos pilla un poco en fuera de juego, pero en el G se ha presentado jaquetón e intocable un Leipzig que parece querer apartar del generalato alemán a los “borusios” y ¡válgame el cielo!, al omnipotente Bayern de Munich que ya está clasificado primero sin necesidad de jugar ésta noche, pero del que nos cuentan las crónicas que está en horas mas que bajas.
     
La jornada de hoy, con Madrid, PSG, Bayern, Tottenham, City y Juventus clasificados nos deja una duda entre el Shakhtar y Dinamo de Zagreb y media entre Atlético, obligado por dignidad y gobierno a ganar al Lokomotiv o el Leverkusen de Bellarabi, el extremo-interior derecho que a mí me parece que crea todo el peligro de su equipo... pero ¡donde va a parar el talento de Joao Félix con el de Bellarabi!