Follow by Email

miércoles, 26 de agosto de 2015

El / la 9




Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    En plena controversia nacional sobre el 9 de Benítez (a Benítez, según Mou, le sobran kilos, y según el piperío, le falta un 9), Ana/Anne Hidalgo, la Kichi de París (es de Cádiz, más progre que Bergoglio y alcaldesa) ha hecho un tuit, que es la unidad de pensamiento contemporánea (la clase de “ideas claras-cortas” que combate Gustavo Bueno), sobre la liberación de París que podía haberlo firmado el Kichi de Cádiz.

    – Hace 71 años, La Nueve entraba en París. Nunca olvidaremos a nuestros héroes libertadores.
    
Del 9 de Benítez, no se sabe para qué, a la 9 de Hidalgo, ya se supone que para quitar hierro a la Legión de Honor de Hollande a los rústicos soldados americanos que redujeron a trompadas al moro insurgente del tren a París, cuando, al decir de los psicólogos, podían haberlo espantado con un plato de jamón como los que tomaba Pepe Brajeli, apoderado de Curro, tan caro a los cristianos que Brajeli, si tenía que ir al lavabo, dejaba la dentadura en el plato para que nadie le tocara el jamón.

    He ahí las dos conquistas de la Revolución Francesa: los restaurantes caros del Directorio (jamón, jamón y jamón, que era “foie”) y la Legión de Honor de Napoleón, el “petit caporal” que acabó para siempre con la idea de libertad en Europa. Mas como dijo el general Schwarzkopf en Kuwait (“Kuai”, pronunciaba Hermida), “ir a la guerra sin Francia es como salir a cazar ciervos sin tu acordeón”.

    El acordeón de Ike en París fue “La Nueve” de Leclerc, con sus “republicanos españoles”, entre los que Raúl del Pozo incluyó a Xavier Valls (padre de Manuel Vals, ministro de españolísimas pulsiones autoritarias), que llegó en el 49 a París, donde la única guerra que tuvo que librar fue la de la figuración de sus bodegones contra la abstracción de la moda totalitaria.
    
Se dice “republicanos españoles” y es como si se dijera que los libertadores de París fueron Ortega, Ayala y Marañón, los tres que hubo en España, pero que en el 44 ni ellos eran republicanos.