Follow by Email

sábado, 29 de agosto de 2015

Concejala, pero no de cultura (solicitud de perdones)

 
Cádiz a Pemán
Pemán a Cádiz

Vejeriega

Francisco Javier Gómez Izquierdo
    
        Díganme bocazas mal informado. Acúsenme de dar por bueno lo que oigo en los bares. Ríanse de mi memoria... y en fin, juzguen como consideren oportuno.

      En las letras que puse antier ascendí a teniente-alcalde de Cultura a la concejala por IU del Ayuntamiento de Jerez. Sin motivo y sin comprobante. Porque lo había oído en Barbate. Y mira que por mis constantes visitas al pueblo traduzco simultáneamente el idioma barbateño. Que fulanito ya “se va al Corte Inglés de las afueras de Barbate” quiere decir que Rufino ha pasado a las ocho y media por lo de Juan José en la motillo de camino a Zahara de los Atunes donde tiene un quiosquillo de chucherías. Que “las de la cara 'tapá' han solicitado un teleférico”, significa que Vejer está muy alto. Que la más lista de Jerez va a tirar a Pemán a un pozo, con el Diario de Cádiz en el mostrador, la interpretación de un servidor pecó de ligera y convertí a la concejala Ana Fernández de la Cosa en casi ministra de Cultura de la Janda.

     Los gaditanos de la capital y provincia se meten mucho con Jerez. Una cosa parecida a las provincias andaluzas con Sevilla. Lo mismo que todos los vecinos de España. Los gaditanos se meten tanto con Jerez porque la verdad es que los jerezanos son un tanto particulares. Güiza no es una metáfora. En las últimas elecciones de Jerez los peperos consiguieron once concejales -fíense, porque lo estoy mirando en la página del Ayuntamiento-, los del Pesoe, siete; los de Ganemos, cinco; los ciudadanos, dos, y los de IU, otros dos. Una de los últimos dos es la concejala Ana a la que sacan mucho en los papeles hablando mucho de las culturas alternativas, la  música de todos los continentes y dando guerra a los autores españoles que ella considera fascistas.

      El teniente de alcalde en Jerez de Dinamización Cultural, además de Urbanismo, Patrimonio y Seguridad es Don Francisco Camas Sánchez, que asume tantas tareas porque todas las del ayuntamiento se reparten entre los seis concejales, más las  propias de la alcaldesa, que es la primera de los siete. Recuerden aquella señora con los pies más grandes que los zapatos. El 100% de IU -Ana Fernández representa el 50- y los cinco de Ganemos consienten el gobierno socialista, pero carecen de tenencias en la alcaldía. Es cierto que Ana Fernández de la Cosa sale en el Diario más que la alcaldesa y puede que esto confunda a los barbateños y a mí con ellos. Al final va a resultar que a la concejala de los comunistas la sacan porque baila todos los ritmos de todas las músicas.
      
En Barbate le dicen “la curta” y como uno se ha convertido a la fe pecadora de Barbate, ruego perdonen mi torpeza y quiten a la concejala la categoría de Cultura que un servidor le adjudicó sin contar con el permiso de Francisco Camas Sánchez, el auténtico responsable de disciplina tan gaseosa en el siglo.