Follow by Email

miércoles, 30 de septiembre de 2009

TAMBIÉN A ESTE CABALLERO LE GUSTAN LOS TOROS

La passió és navalla
que ens esmola a Pere Gimferrerla menuda
(Guaitant enrera)


Pere Gimferrer

"¡AQUELLAS MANOLETINAS DESPUÉS DE PINCHAR AL TORO!"

Por Patricia Navarro
La Razón


Pere Gimferrer se declara aficionado desde que tiene uso de razón y encuentra en El Viti sus primeros recuerdos de la Fiesta. De la Feria de la Merced de Barcelona no se ha perdido ni un solo festejo.

–¿Cómo se le queda el ánimo después de un fin de semana tan intenso?

–El ánimo, el alma... José Tomás estuvo admirable, muy en su estilo, aquellas manoletinas después de pinchar al toro. Esos pases que sólo los da él, porque los da de otra manera. Y la faena de Morante...

–El día anterior con Manzanares y El Juli.

–Sí, en particular Manzanares... Hay mucha poesía y mucha plástica.

–Y lo dice un poeta.

–Lo han dicho muchos poetas. Lorca, Alberti, Miguel Hernández...

–¿Qué opina usted acerca de que quieran prohibir la Fiesta en Cataluña?

–Es un disparate. El argumento más evidente es que nadie está obligado a ir a los toros. Y luego habría que averiguar de qué estamos hablando.

–¿Cuál es la cuestión de fondo?

–No está muy claro si el problema es la defensa de los animales o que entienden que es algo ajeno a Cataluña. Lo segundo es indefendible. Antes he nombrado a Alberti, a Hernández o a Lorca, pero podría hablar de Picasso, de Miró, de Dalí, de Barceló; hablo de pintores por dar continuidad al tema. ¿Hay que prohibirlo también? ¿Todo esto es ajeno a Cataluña? Entonces, tengo en mente las fotos de Miró toreando en una plaza. Digo Miró porque es uno de los representantes de la vanguardia del catalanismo cultural.

–¿Cree que hay una necesidad social de prohibir los toros?

–¿Y entonces los que estábamos en la plaza? Y los que no estaban tampoco creo que estén afectados. Esto suponiendo que la argumentación sea sociocultural. Si lo que preocupa es el animal, entonces hay que prohibir también la cacería. A nadie se le obliga a ir a los toros y mucho menos a torear.

–El desenlace será este invierno en el Parlamento catalán. ¿Qué pueden hacer los ciudadanos mientras tanto?

–Manifestar su opinión en la medida de lo posible. A mí no me gusta el fútbol, por ejemplo, pero no por eso voy a pedir que lo prohiban. No se me pasa por la cabeza.

–¿Qué valores fundamentales defiende en la sociedad catalana?

–La idea de prohibir los toros contiene tres puntos que no puedo compartir: limita la libertad del que hace algo porque lo desea y no obliga a nadie a hacerlo; encierra manifiestamente el desprecio a valores culturales catalanes y no catalanes; y tiene una idea errónea tanto del pasado como del español y del sentimiento de pertenencia. ¿Qué hacemos en Madrid en la Transición con la imagen de Bergamín y Alberti en Las Ventas? Alberti llegó a defender la independencia de Cataluña.

–El antitaurino no es una figura nueva.

–Un antitaurino era Cernuda y era sevillano. No tiene que ver con Cataluña. Miró podía ser taurófilo y en cambio he encontrado gente contraria a la Fiesta en Córdoba. Los antitaurinos vienen de muy lejos, los podemos situar ya con Eugenio Noel, en la Generación del 98.

–¿Cuándo le nace la afición a los toros?

–Desde que me alcanza mi memoria. De niño escuchaba las crónicas por radio de Julio Gallego Alonso y luego leía las reseñas.

–Y su obra recoge alusiones a la Fiesta.

–Esta tarde me entretenía pensándolo y por lo menos he hecho ocho alusiones en castellano y catalán en épocas muy distintas. Metáforas taurinas.

–¿Qué es lo que le atrae del toreo?

–Lo primero la belleza, pero también el riesgo y la imprevisibilidad. Es como un poema visual en movimiento y con muchos factores. Comparado con el léxico de un poeta son pocos los pases que maneja de manera aislada, pero cuando empieza a actuar se multiplican hasta el infinito. Esto lo desarrolla muy bien Paco Brines.

–¿Qué tiene en común el toreo con otras creaciones artísticas?

–Con el ballet, su indudable gestualidad en el espacio, pero no es lo mismo. Con la poesía, son artes de instantes sucesivos que cada uno tiene valores absolutos. Y con la pintura tiene una semejanza evidente [...].

SPEAKERS' CORNER EN EL RETIRO

El Orador

Don Ramón Gómez de la Serna en 1928
http://pepe-cerda.blogia.com/

LINDEZAS ANTITAURINAS

Arrabal y su "Morente" pensando en la mayeutica de Lindo


¿Cómo distingue la prensa para poder conjugar con tanta naturalidad una crónica denunciadora de la brutalidad con otra (ésta en Cultura) que ensalza la coreografía filosófica del toreo?

Elvira Lindo, esposa de Muñoz Molina, el académico de Úbeda que confunde las citas del Oso Yogui (Yogui Bear) con las del jugador de béisbol Yogi Berra.

Nunca discuta con un tonto. Es posible que nadie note la diferencia.
Arthur Bloch
Primera Ley del Debate

ENTRE COMPAÑERAS


Carmen Gayosa, dueña de la casa non sancta de la calle del Marqués de Santa Ana, número 12, ha denunciado a Carmen López Cortés, de cuarenta años y de profesión alegre, a consecuencia de haberle alquilado la primera a la segunda una habitación con servicio de cama y al marcharse lo hizo en compañía de las sábanas, fundas de almohadas y colcha que empeñó en la Casa de Préstamos de la calle de Augusto Figueroa, número 25, cuya operación fue intervenida.

MIÉRCOLES, 30 DE SEPTIEMBRE

CINE Y PERNADA

Haríamos un gran bien al teatro, al cinematógrafo y a los mismos que se dedican a trabajar en ellos, diciéndoles amablemente la verdad. O duramente, si hiciese falta. Nada hay tan funesto como regalar reputaciones. Los halagados por la adulación creen que son geniales, y nada hacen por perfeccionarse y corregirse; cada vez se obstinan más en sus defectos y concluyen por manejar su falsa categoría contra las empresas, los autores y los críticos, que son los mismos que se la han creado imprudentemente. Hay que decirles que la gloria se gana con el esfuerzo, y que cuando se la ha ganado de verdad, debe comenzarse otra labor: la de hacerse perdonar el merecerla.
Wenceslao Fernández Flórez, Actores y Actrices, La Codorniz, 17 de Mayo de 1942Alineación a la derecha
La Justicia de los Estados Unidos, que, al parecer, todavía es una cosa seria, reclama al prófugo Roman Polanski, autor confeso de la drogadicción y violación de una niña de 13 años en casa de Jack Nicholson en Los Ángeles, California. "Todo el mundo del arte sufre", declara una pobre mujer, Debra Winger, compadeciéndose, no de la niña, sino del violador. Desde luego, esto no es la Paradoja de Diderot, como lo del actor callejero arrestado el otro día en Burgos por "mano larga" con una espectadora. Esto es la Pernada de Polanski. El ministro de Cultura de Francia, donde, desde Malraux, ser tonto y ministro de Cultura son la misma cosa, ha dicho: "De la misma manera que hay una América generosa que amamos, hay una América que nos da miedo, y es esa América la que acaba de enseñarnos la cara." ¡Cielos! Porque los cineros ponen el grito en el cielo. Para el cursi de Tavernier, el cielo es Le Monde: "Estoy escandalizado. Los suizos hablan de una ley contra el tráfico de drogas, el secreto bancario o la evasión fiscal, y la primera víctima que encuentran es... ¡un artista!" Y para los demás, el cielo sigue siendo el consabido manifiesto, que, naturalmente, ya han firmado Costa-Gavras y Almodóvar. Todos juntos, arañan como tejones metidos en un bidón. ¡Qué desfachatez! ¡Apresar a un artista! ¡Y después de tanto tiempo! ¡Y por drogar y violar a una niña! ¿Qué clase de mariconada es ésta? ¡Ni que Polanski fuera Pinochet! ¡Fascismo!

Ignacio Ruiz Quintano

EL CRIMEN DEL DÍA...

...18 de Agosto de 1918

El juez del distrito de Serranos continúa la instrucción del sumario relativo al esclarecimiento del suceso ocurrido ayer en una taberna de la plaza de Santa Cruz, en el que resultó víctima Basilisca Teruel. Se sabe que la infortunada joven fue asesinada por su amante Domingo Jiménez, y que en tal sentido declaró poco antes de morir ante el médico que la asistía y una monja del Hospital.
Domingo Jiménez dio tiempo atrás una cuchillada en la cara a otra de sus amantes. Los antecedentes de este sujeto son pésimos.
Hoy han declarado ante el Juzgado varios de los concurrentes a la temporada donde ocurrió el suceso. También ha declarado el padre de Basilisca, el cual dijo que su hija observó conducta honesta hasta enero último, en que conoció a Domingo, el cual la envició en la bebida.
El Juzgado ha dictado auto de procesamiento y prisión sin fianza, con incomunicación contra Domingo Jiménez.- Badía.

ESCRITO A MANO


Por Guillermo Jaim Etcheverry
revista@lanacion.com.ar

Noticias de Revista Domingo 27 de setiembre de 2009 | Publicado en edición impresa

¿Cuánto hace que no experimentamos el placer de recibir una carta manuscrita en letra cursiva? La caligrafía es una habilidad humana en rápida extinción, porque ya casi no se enseña en las escuelas. Cuando se emplea una lapicera, en general se lo hace para escribir con letra de imprenta. Stefano Bartezzaghi y María Novella de Luca, periodistas italianos interesados en el tema, se preguntan si la preocupación por el ocaso de la escritura cursiva responde a la nostalgia o constituye una emergencia cultural. Muchos expertos se inclinan por la última alternativa. En Inglaterra se vuelve a usar la estilográfica para que los estudiantes aprendan la grafía. En Francia también se considera que no se debe prescindir de esa habilidad, pero allí el problema reside en que ya no la dominan ni los maestros. Aunque el mundo adulto no está aún preparado para recibir las nuevas inteligencias de los niños producto de la tecnología, la pérdida de la habilidad de la escritura cursiva explica trastornos del aprendizaje que advierten los maestros e inciden en el desempeño escolar.
En la escritura cursiva, el hecho de que las letras estén unidas una a la otra por trazos permite que el pensamiento fluya con armonía de la mente a la hoja de papel. Al ligar las letras con la línea, quien escribe vincula los pensamientos traduciéndolos en palabras. Por su parte, el escribir en letra de imprenta, alternativa que se ha ido imponiendo, implica escindir lo que se piensa en letras, desguazarlo, anular el tiempo de la frase, interrumpir su ritmo y su respiración.
Si bien ya resulta claro que las computadoras son un apéndice de nuestro ser, hay que advertir que favorecen un pensamiento binario, mientras que la escritura a mano es rica, diversa, individual, y nos diferencia a unos de otros. Habría que educar a los niños desde la infancia en comprender que la escritura responde a su voz interior y representa un ejercicio irrenunciable. Es ilógico suponer que la tendencia actual se revertirá, pero al menos los sistemas de escritura deberían convivir, precisamente por esa calidad que tiene la grafía de ser un lenguaje del alma que hace únicas a las personas. Su abandono convierte al mensaje en frío, casi descarnado, en oposición a la escritura cursiva, que es vehículo y fuente de emociones al revelar la personalidad, el estado de ánimo. Posiblemente sea esto lo que los jóvenes temen, y optan por esconderse en la homogeneización que posibilita el recurrir a la letra de imprenta.
Porque, como lo destaca Umberto Eco, que interviene activamente en este debate, la escritura cursiva exige componer la frase mentalmente antes de escribirla, requisito que la computadora no sugiere. En todo caso, la resistencia que ofrecen la pluma y el papel impone una lentitud reflexiva. Muchos escritores, habituados a escribir en un teclado, desearían a veces volver a realizar incisiones en una tableta de arcilla, como los sumerios, para poder pensar con calma. Eco propone que, así como en la era del avión se siguen tripulando barcos a vela, sería auspicioso que los niños aprendieran caligrafía, para educarse en lo bello y para facilitar su desarrollo psicomotor.
Como en tantos otros aspectos de la sociedad actual, surge aquí la centralidad del tiempo. Un artículo reciente en la revista Time, titulado Duelo por la muerte de la escritura a mano, señala que es ése un arte perdido, ya que, aunque los chicos lo aprenden con placer porque lo consideran un rito de pasaje, "nuestro objetivo es expresar el pensamiento lo más rápidamente posible. Hemos abandonado la belleza por la velocidad, la artesanía por la eficiencia. Y, sí -admite su autora, Claire Suddath-, tal vez seamos algo más perezosos. La escritura cursiva parece condenada a seguir el camino del latín: dentro de un tiempo, no la podremos leer". Abriendo una tímida ventana a la individualidad, aún firmamos a mano. Por poco tiempo.

El autor es educador y ensayista
(Vía Ricardo Bada)

martes, 29 de septiembre de 2009

SIENTE UN POBRE (OMEYA) A SU MESA

Este pobre ni tiene techo ni es español ni se llama Salvador

F. J. Gómez Izquierdo*

En Córdoba capital, aún hay señoras y señores (doña Rosa Aguilar fue la primera en elevar a los altares el femenino plural) que van a misa. En Córdoba capital también hay zonas ricas, deprimidas e intermedias... En la carretera del Brillante viven los ricos de toda la vida, los ricos modernos, como Rafael Gómez "Sandokán", y de últimas se van avecindando munícipes y municipalas.
A las puertas de la iglesia del Brillante solía ponerse un hombre de barba marxista, alto, sucio y maloliente, con una cesta marrón en las manos, de las que ponen en las tabernas para el pan. A principios de septiembre, las fieles parroquianas echaron de menos a su pobre y empezaron a indagar por su cuenta. Una de las doñas acongojó el corazón de las presentes en la misa de la tarde, cuando muy solemnemente aseguró que Salvador -tal es el nombre del pobre- había muerto por culpa de dos trombosis o tres que le dieron seguidas. La pesadumbre dio paso a la caridad, y, ni cortas ni perezosas, pagaron al párroco una misa rezada y unos cuantos ramos de flores... Acabado el oficio, acertó a preguntar uno que pasaba por allí que quién era el difunto. Dadas las explicaciones pertinentes, conoció el preguntón al muerto... y allí mismo, escandalizando a propios y extraños, juró y perjuró que al tal Salvador lo llevó la policía detenido por montar un escándalo que "paqué" el día que cumplió 50 años, que no es otro que el 9 del 9 del 2009. Salvador, alicantino, grandón y barbudo, espera juicio tranquilamente en el penal de Córdoba. Dice el cura trinitario que asiste a los detenidos y presos que su colega del Brillante está que no sabe si reír o llorar...


(*Burgalés de Gamonal, donde vivió la edad dorada del Burgos de Juanito y Viteri, de quien todavía recibe uno de sus sobrenombres, hoy afincado en la Córdoba de Lagartijo, pues no se olvide que si la patilluda cara de Frascuelo podía servir de modelo para pintar al Empecinado, para esculpir el noble perfil del Gran Capitán hubo de recurrir Mateo Inurria a la mascarilla de Lagartijo.)




EN FORMACIÓN FLECHA

Pintada: Espermatozoides en formación flecha
Madrid, fachada del comedor de ancianos Francisco Silvela/Lista

MARTES, 29 DE SEPTIEMBRE


¡FORTUNY ES EL GENIO!
La consabida alfalfa taurina de la TV a propósito de la gala barcelonesa -no confundir con la cadera de Gala- del Emo de Galapagar , y toda su mala literatura al hombro, incluido el manifiesto de don Pedro Gimferrer ("¡Que paren el aviocar!", gritaba el Poeta Verdadero en la Redacción la noche en que don Pedro ingresó en la Academia y su Tercera no acababa de llegar), me llevan a lo que uno escribió al pie del dibujo de Mingote en la necrológica de Salvador Dalí:

"Las dos cosas más afortunadas que pueden acontecer a un pintor son: primero, ser español, y segundo, llamarse Dalí. Ambas han convergido en mi persona."
Salvador Dalí fue el espejo del siglo XX.
Lorca: "¡Oh Salvador Dalí, de voz aceitunada!"
Dalí: "San Juan es el Velázquez de la poesía. Pobre Lorca, qué distancia, qué poco sabía de las profundas cavernas del sentido... Yo soy el único que es genio y santo. Mi vida es muy semejante a la de San Agustín. Claro que Las postrimerías de San Fernando (Virgilio Mattoni) es un cuadro milagroso. Se ve la Sagrada Forma de perfil. Es una línea y se ve redondo. ¿Comulgaría usted con esa Sagrada Forma? Pero Fortuny, Fortuny es el genio. Picasso estaba acorralado por los políticos. Todo el arte moderno empieza en Fortuny. Goya, al lado de Velázquez, no pasa de ser un caricaturista. La cadera de Gala es el principio y el fin de todas las cosas."
Fue amortajado con una túnica de seda beige en la que se habían bordado una corona y una D.
(Del libro Serán ceniza, más tendrá sentido, de Luca de Tena Ediciones)

¡Fortuny es el genio!

Ahora creo que, con ese grito, Salvador Dalí -no confundir con Salvador Boix- nos prevenía de toda la confusión que la alfalfa taurina de las galas barcelonesas -no confundir con las caderas de Gala- haría a la tauromaquia, donde también Fortuny es el genio.

Ignacio Ruiz Quintano

EL BETIS DE SÁNCHEZ MEJÍAS


EL FESTIVAL DEL DOMINGO

A beneficio del Real Betis, y organizado por el presidente de este Club, D. Ignacio Sánchez Mejías, se celebrará el próximo domingo un festival taurino en la Plaza de la Maestranza. Antonio Cañero y Juan Belmonte rejonearán dos novillos y los pequeños fenómenos Antonio Pazos, hijo del que fuera matador de toros, y Alfredo Corrochano, hijo del revistero taurino de ABC, estoquearán otros dos toretes.
El general Sanjurjo, íntimo amigo de Sánchez Mejías, ha telegrafiado a éste rogándole le inscriba como socio del Betis y le dice que hará un esfuerzo para venir a Sevilla el domingo y asistir al festival.

CIENTO CUATRO AÑOS EN DENIA



En la partida de Bovetes, término de Denia, ha fallecido una anciana que contaba la avanzadísima edad de 104 años.
Hasta poco antes de morir ha venido dedicándose a las labores propias de su sexo.

lunes, 28 de septiembre de 2009

EL JÚLIGAN: DE VARETÓN A VENADO

Tarjetas... sanitarias


F. J. Gómez Izquierdo*

Entre las distintas razas de seguidores de un club, se distinguen varias domésticas y unas pocas salvajes. Las más salvajes, cuando alguien con dinero las amansa, suelen ser agradecidas y sedentarias. El Carpanta y Anacleto de los tebeos antigüos hablaban de "hinchas", y el mismo Di Stéfano emplea el "palabro", que venía a diferenciar al aficionado educado del que no lo era. Luego llegaron los "supporters", que sólo podían ser ingleses, borrachos y destrozones... Y por último, los júligans, una especie de secta educada en Holanda y que empezó a proliferar en todas las ciudades y pueblos que contaran con equipo de fútbol. Se distingue al júligan del resto de aficionados de su mismo equipo por tener un rival alfa -es tiempo de berrea- al que dedica todas sus energías. Que un júligan escriba de su equipo en el Sport o el Marca no sorprende. Lo que no está bien visto es pasar de varetón -en los montes de Toledo dicen vareto, sin n- a venado de doce puntas sin perder juliganismo. Un tal J. V. Hernáez, que escribe en el Marca, desde que yo lo compro, lo que le da la gana y sin vegüenza, ha estrenado este año una sección chiripitiflaútica, para sumar y restar los puntos que los árbitros quitan y dan. Da por hecho que va a ver todos los partidos en directo, pues el lunes ya pone las adiciones y sustraciones, y por supuesto que es hombre de fiar. El Marca, el AS y ahora el Sport, son periódicos que llegan a provincias y que "educan al aficionado" sobre cómo se ha de pitar en Madrid y Barcelona. Sobre todo en Madrid. Los árbitros se juegan sus buenos dineros en el Bernabeú y el Nou Camp y procuran agradar... a los J. V. Hernáez de turno. Al Barça ya le han regalado dos puntos, porque como todo el mundo sabe los dos goles catalanes en Málaga son ilegales. Que J. V. Hernáez -doy fe de que no se sabe el Reglamento- enseñe lo que está bien o mal pitado es como hacer a Bibiana Aído ministra: un despropósito. Figo retiró del fútbol a César, central del Zaragoza, al borde del área del fondo del Bernabeú. No recibió ni tarjeta. Marc Bertrand -se fue llorando de Córdoba hace tres años- recibió tal coz de un holandés merengue que estará dos mesese de baja... A éste, el árbitro sólo le enseñó la amarilla... la misma que a Román a los diez minutos. Es norma no escrita amonestar a uno o dos defensas que visiten el Bernabéu antes del cuarto de hora... Eso no lo saben ver ni el Marca... ni el Sport. Estaremos atentos para ver hasta dónde alcanza la necedad de J. Vicente...

(*Burgalés de Gamonal afincado en la Córdoba de Lagartijo, pues no se olvide que si la patilluda cara de Frascuelo podía servir de modelo para pintar al Empecinado, para esculpir el noble perfil del Gran Capitán hubo de recurrir Mateo Inurria a la mascarilla de Lagartijo.)

¿NO TENÉIS VERGÜENZA?


Durísimo (y acertado) discurso de Netanyahu en Naciones Unidas. Traduzco unos párrafos:

Ayer, el hombre que afirma que el Holocausto es una mentira habló desde esta tribuna. A los que se negaron a venir y a los que abandonaron la sala en señal de protesta, felicidades (...) A quienes escucharon a este revisionista del Holocausto, les digo en nombre de mi pueblo, del pueblo judío, y de la gente decente: ¿No tenéis vergüenza? ¿No tenéis decencia? Después de sólo seis décadas desde el Holocausto, se da legitimidad a un hombre que niega el asesinato de seis millones de judíos y que está comprometido con la destrucción del Estado judío. ¡Qué desgracia! ¡Qué burla de la Carta de Naciones Unidas!

Sobre la paz:
Todo Israel quiere la paz.Toda vez que un líder árabe quiso realmente la paz con nosotros, hicimos la paz. Hicimos la paz con Egipto, liderado por Anwar Sadat. Hicimos la paz con el Rey Hussein de Jordania. Y si los palestinos quieren verdaderamente la paz, mi gobierno, el pueblo de Israel y yo mismo haremos la paz. Pero queremos una paz verdadera, defendible y permanente.

DALÍ, ¿TIENE USTED HORA?

flickr.com



José Ramón Márquez

Brisas de otoño con aroma del mar viejo, del mar de Ulises, sobre la ciudad de los layetanos. Las hojas de los árboles se arremolinan haciendo espirales mientras las buenas gentes, venidas de todas partes, se acercan de nuevo a la ceremonia. En la puerta del circo, los cien de siempre gritan ‘fora’, ‘fora’, como siempre. En la distancia, los mil de siempre esperan las noticias de la tarde, como siempre. En la plaza los diecinueve mil de siempre –alguno menos, quizás, esta vez- esperan, como siempre, la misma epifanía de siempre.

Y dentro del viejo coso del Sport, más de lo de siempre. El tiempo se para, los relojes se escacharran, las muñecas vuelan como molinillos, los muletazos se siguen los unos a los otros. Mientras, las piernas del derviche giran y giran y se produce toda esa sucesión de revoluciones, de mundo en movimiento, de mantra repetido –“ole, ole, ole, ole”-, que hace que los conversos, todos de acuerdo, entren en su éxtasis de siempre.

Nuevamente no hay sorpresas porque, en este país de siempre jamás, todo lo que ocurre es siempre lo mismo de siempre. El novillo corretea con su inocencia de siempre, con sus menguados pitoncitos que no asustan a los niños, con sus patitas y sus pezuñitas prestas a galopar a la llamada, con sus intenciones puras, como de niño confesado para hacer la primera comunión, con su deseo claro de echar una mano, una pata, para que aquello sea santo y glorioso, para que no sea él quien estropee la tarde de tiempo detenido, bañada en brisa de otoño con aroma del mar de Odiseo. El oficiante impávido, vestido de oros y con gesto adusto aplica, como siempre, sus fórmulas de siempre, su rito, el introito, el brindis, el acto penitencial, las manoletinas, el Kyrie, los derechazos, la homilía, los naturales, y la oración final: el adorno inspirado, la única señal de vida más allá de la vida en esta tarde de unción y comunión. Y los fieles, la asamblea, responden con sus fórmulas, con sus jaculatorias “ole, amén”, “el poder y la gloria por siempre, ole amén” para que una vez más se verifique el sacrificio del domingo en la forma canónica, el sacrificio en el que la víctima nunca es víctima.

Una vez finalizado el rito, cuando los fieles vuelven al AVE, al auto, al transporte público, camino de sus hogares con la gracia de la unidad en la fe, cuando las luces del coso se apagan y las canales de los novillos cuelgan, ya frios, de un gancho en alguna cámara frigorífica, quizás alguno, con melancolía pueda pensar que, tristemente, la única sorpresa que de verdad se podía esperar de esta tarde de otoño era la de saber si acaso esta sería la última tarde.
En una habitación de hotel, un hombre tañe un caramillo velando los sueños de ida y vuelta.

LA FACTURA DE EL BULLI

JE: "Un cliente de El Bulli se come la factura creyendo que era otro plato".
posted by José M. Guardia
http://barcepundit.blogspot.com

FERIA DE OTOÑO / LOS PALHA

Barcelona / Madrid

José Ramón Márquez

Dirán que los toros fueron desrazados o descastados o qué se yo por dónde saldrán estos, pero la de Palha ha sido una auténtica corrida de toros, con algunos, como el primero, complicadísimos, y otros, como el cuarto, más francos, pero todos exigiendo al que tenían delante que no se confiase ni les tomase por tontos. El toro es así cuando es toro, que hay que estar atendiéndole desde que sale, y con él no valen monerías. Solamente por estar ahí y por vestirse de toreros frente a esa corrida, vaya el aplauso y la gloria para Rafaelillo, para Valverde, para Fandiño. Si además hubiese habido toreo, esto ya habría sido el acabose.

***

¿Por qué será que en estas tardes de toros de verdad a uno siempre le vienen a la cabeza los mismos nombres? ¿Veremos alguna vez a Ponce, a Juli, a Tomás frente a los de la divisa azul y blanca?

***

A seiscientos kilómetros de Las Ventas se daba una cómoda novilladita.

LUNES, 28 DE SEPTIEMBRE

Camino de la Maestranza en Abril


A Claudia, que hoy cumple 20 años

Tú querías que yo te dijera
el secreto de la primavera.

Y yo soy para el secreto
lo mismo que es el abeto.

Árbol cuyos mil deditos
señalan mil caminitos.

Nunca te diré, amor mío,
por qué corre lento el río.

Pero pondré en mi voz estancada
el cielo ceniza de tu mirada.

¡Dame vueltas, morenita!
Ten cuidado con mis hojitas.

Dame más vueltas alrededor,
jugando a la noria del amor.

¡Ay! No puedo decirte, aunque quisiera,
el secreto de la primavera.

Idilio, Federico García Lorca

Ignacio Ruiz Quintano

LA MUERTE DE OBAMA

MUERTE DE UN JEFE
EN LA GUINEA ESPAÑOLA

Dice La Correspondencia Militar que el día 9 de Diciembre, en la isla de N'gande, situada al interior del río Muni, el jefe pamúe Obama M'beñe fue muerto, en lucha personal, por el cabo de la Guardia colonial, comandante del destacamento.
Fue víctima de su soberbia y orgullo, adquiridos por no haber sido castigados antes con mano dura sus desmanes y desobediencias.
Obama se distinguió siempre por su sagacidad para el robo de mujeres de los otros jefes de tribus, especialmente del contiguo territorio francés; sostuvo reñidos encuentros hasta con tropas regulares francesas, en las que salió victorioso; pues sabía hacer emboscadas en sitios donde la retirada fuera segura.
A su muerte era dueño y señor de 34 mujeres, casi todas robadas, o compradas algunas con los 400 duros que exigió al comisario Regio, D. Diego de Saavedra, en el año 1908, cuando visitó a Mebond.
El cadáver del jefe pamúe Obama ha sido enterrado en Elobey.

domingo, 27 de septiembre de 2009

DOMINGO, 27 DE SEPTIEMBRE

LA PARADOJA DE DIDEROT

Aristóteles enseña que la edad adecuada para el matrimonio son los 37 años en los hombres -y los 18 en las mujeres-, pero los 37 años suele ser la edad a la que mueren los genios. Watteau murió a los 37 años, como lord Byron. Y Rafael, el de las dulces Madonnas, justamente cuando acababa la Transfiguración.

El actor callejero arrestado el otro día en Burgos bajo la acusación de tocamientos a una espectadora tenía 37 años.
Un comediante, decían los enciclopedistas, es como un cornetín o una flauta: hay que soplarle dentro para que suene.
¿Un atleta de los afectos? Según el método, y hay más que botellines de Mahou:
Antoine, Stanislavsky, Craig, Appia, Meyerhold, Copeau, Reinhardt, Jouvet...
El de Burgos parece ser un mal actor de sus emociones que pone sobre el tapete la Paradoja del Comediante de Diderot: la sensibilidad hace a los actores limitados (mediocres). ¿Debe el actor conmoverse o no?

Ignacio Ruiz Quintano

A OTI RODRÍGUEZ MARCHANTE...

...que hoy, 27 de Septiembre, celebra su cumpleaños, y nos alegra como si fuera el nuestro. Por su amistad constante más allá de la suerte.

FERIA DE OTOÑO / EL CARNET DE IDENTIDAD


José Ramón Márquez

Los novillos, es un decir lo de novillos, pedían el carnet de identidad. A los novillos les faltaba un mes para tener cuatro años. Eran serios y metían miedo. En Bilbao –feria ‘torista’- ya me hubiese gustado ver a estos mozos en vez de la porquería esa del Tajo y de la Reina. Vistos desde el tendido, los ‘novillos’ tenían un cuajo, una seriedad que imponía respeto. Y en el ruedo, por la parte de los toreros, más de lo mismo: ilusiones rotas y carreras a la nada. Toreros que no poseen la base, que es el oficio, y que se ven frente a un río que no pueden contener. Toreros engañados sistemáticamente por quienes les rodean, que se han dedicado a explicarles una filfa de que el toreo es esto y es lo otro y entre col y col han hecho que se perdiera lo que de personal podía haber en cada uno de ellos. Un ejemplo: ¿quién vio a Lechuga con erales y con utreros, toreando hacia adelante y con verdad no hace tanto? ¿Quién vio esta tarde a Lechuga naufragado en una especie de toreo mierdero estilo Juli, el viaje para afuera, las patorras abiertas y descargando la suerte? ¿Dónde creen que llegarán estos pobres si lo que tenían, poco o mucho, han dejado que se lo arrebaten a cambio de nada unos desaprensivos fracasados que se dedican a engañarles como oráculos del mal fario? Pues así está esto, y en cuanto sale el toro con casta –el odiado toro con casta- ya no son nadie. Luego, los que viven de esto empezarán que si tal y que si cual, a ocultar la verdad y a seguir en este enorme engaño en el que unos se alimentan de otros. Pero la verdad descarnada, la verdad del que se sienta en el tendido con dos dedos de sentido común, es que cuanto antes se vayan a sus casas estos tres y traten de organizar su vida en otros ámbitos, pues mejor para ellos.

sábado, 26 de septiembre de 2009

SÁBADO, 26 DE SEPTIEMBRE

PIES, PARA QUÉ OS QUIERO
Gracias a la grillera televisiva en torno a Paquirri y a la hemeroteca de Abc, he dado con los dos pies de portada que tuve el privilegio periodístico de redactar. "Un pie Abc", decía el director, queriendo decir un pie literario, de esos que hoy ningún jefe de la cosa consentiría en publicar. El primero, la muerte de Paquirri, salió de un tirón. El segundo, la muerte de Yiyo, escrito en la mesa de la sección de Religión, entre la de Cultura y la de Hueco, en la madrileña calle de Serrano, mientras Luis García, que trajo la noticia de Colmenar, reproducía la funesta cogida hincándote, a modo de cuerno, el dedo en el costillar, dio lugar a una discusión director/redactor sobre complementos directos e indirectos: ¿"matarle" o "matarlo"? Se impuso el criterio del director, que además era académico. Ahora que han pasado veinticinco años, veo esos pies y veo que, salvo "matarle", eran buenos.



LA ULTIMA TARDE EN HOMBROS
Todo empieza acabando: acabó el hombre, pero empieza el mito. Es el sino de los toreros que, como cumpliendo la sentencia homérica de que los dioses tejen desdichas para que los hombres tengan algo que cantar, por la grieta de la muerte entran en la inmensidad de la leyenda. Un toro negro se llevó a Francisco Rivera Paquirri vistiendo de luto a España entera. Sevilla, en su nombre, puso las lágrimas, mientras despedía al torero con vítores y aplausos desde el coso de la Maestranza.
29 de Septiembre de 1984



EL TORO QUE HA DE MATARLE ESTÁ COMIENDO YERBA
Ayer fue la última tarde en hombros de José Cubero Yiyo. Madrid vivió estremecido la jornada de dolor por la muerte de un torero madrileño de veintiún años. Yiyo y "Burlero" han compuesto para la historia del arte del toreo la trágica estampa que Valle- lnclán soñó para lo gloria de Belmonte: que ni toro ni torero puedan separarse nunca más. La vieja frase del temor y el temblor taurinos -el toro que ha de matarle está ya comiendo yerba- se hizo trágica realidad sobre la arena de la plaza de Colmenar. Por eso ayer, en el coso de Las Ventas, el pueblo de Madrid despidió con vítores y aplausos al cuerpo del torero, enterrado después en el cementerio de la Almudena. En el momento de la inhumación se produjo la tremenda escena que viene a nuestra portada. Descubierto el ataúd, entre el dolor de los familiares, la madre de Yiyo sufre un desvanecimiento en brazos del padre. Recuperada, daría el último beso al torero muerto, mientras las sombras del atardecer caían sobre un Madrid entristecido y doliente.
1 de Septiembre de 1885

Ignacio Ruiz Quintano

LA HORA DEL IZQUIERDISMO ZOPILOTE

HONDURAS COMO LECCIÓN

Por Rafael Marrón González
http://locucionlibre.blogspot.com
15 de septiembre de 2009

Ya han transcurrido dos meses y medio de la deposición constitucional del Presidente de Honduras Manuel Zelaya, por insistir en violar la Constitución, pese a las advertencias formales de los demás poderes públicos, y ni Chávez ni sus súbditos internacionales han podido reponer al corrupto que ahora se descubre se robó millones de Lempiras – sacadas en sacos de los bancos - para sufragar su propaganda constituyentista y para satisfacer su extravagante tren de vida.

Si la necedad formalista se detuviera un poco a reflexionar sobre las acciones que llevaron a la destitución de Zelaya se encontrarían con la sorpresa inédita en América Latina - tan proclive al jefaturato del Poder Ejecutivo por aquello del presupuesto - de la acción salutífera de unos poderes autónomos, compactados en torno a los valores democráticos.

Los que insisten en llamar “gobierno de facto” al gobierno surgido de esta impecable operación constitucional, que a través del ejército –como institución de protección de la democracia, responsabilidad que la idiotez suprimió de la Constitución nacional vigente– son los mismos que se prestan para seguirle el juego al régimen, plegándose a llamar “bolivariana” a la Fuerza Armada Nacional, asumiendo la existencia de un imaginario “Poder Popular” y adjetivando como “revolucionario” al gobierno, todo ello absolutamente inconstitucional, porque ninguna ley o decreto presidencial puede estar por encima de la Carta Magna que es la Ley Suprema de la República.

Si en Venezuela hubiéramos tenido en nuestras instituciones gente con los redaños bien puestos –dispuesta a enfrentar su hora histórica- y no la piara de cobardes que resignaron la democracia a los pies de la grosera prepotencia de Chávez y le entregaron la República -que sí se perdió en las manos de Caldera- para que destrozara su basamento legal y creara todo este entramado faccioso que tiene a la nación al borde del abismo disolvente, otra –muy otra– sería la realidad venezolana y no quiero pecar de ucrónico. El Congreso Nacional con mayoría democrática -adeca– electa por el pueblo con más votos que a Chávez, permitió por cobardía que lo redujeran a “congresillo” simbólico y el Poder Judicial -cuya presidente de la extinta Corte Suprema anda por allí como si no hubiera roto un plato, dándosela de líder de oposición- actuó al margen de la Ley, al legitimar la convocatoria a una Asamblea Constituyente, violando el artículo 250 que establecía que la Constitución no perdería su vigencia si fuera derogada por un medio distinto del que ella disponía, bajo la ridícula premisa de “refundar la República”, la que fue creada para su gloria por el Congreso de 1811, cuyos diputados soltaron la toga para empuñar la espada y rubricar su creación en los campos de batalla.

Pero, en Honduras, para vergüenza venezolana, esos mismos organismos se dejaron de exquisiteces dialécticas y sacaron a Zelaya a empujones por pretender hacer lo que aquí le resultó tan fácil a Chávez: Ser electo por una Constitución y cambiarla mediante una Constituyente surgida del voto famélico -sobornado y seducido- para beneficiarse con un nuevo orden que le permite eternizarse en el Poder, obviando que la alternancia en el ejercicio de la autoridad es uno de los principios de la democracia, por lo que no es susceptible a la veleidad de la “voluntad popular”.

Hay que meter la lupa en el asunto

Por eso la situación de Honduras hay que verla en su justa dimensión –incluyendo la expulsión de Zelaya supuestamente en piyama pero con tarjeta de crédito-, pues lo que no es democrático es permitir que se destruya la democracia usando los instrumentos de la democracia, como ha hecho Chávez, asesorado por Fidel y unos juristas mercenarios españoles.

La lección que está dando Honduras será reivindicada en el tiempo cuando pase esta nefasta hora del izquierdismo zopilote que desde la ONU honra al miserable déspota Fidel Castro como “Héroe de la Humanidad” y ha convertido a la OEA en un macilento club de mediocridades envanecidas –con una que otra excepción que otorga porque calla- aferradas a sus más íntimos miedos –el mismo miedo que apoyó el fraude del revocatorio venezolano por terror al contagio– tutelado por el nuevo gobierno de los Estados Unidos -cuya posición en este caso es una prueba de la idiotez que domina al mundo en estos tiempos huérfanos de sindéresis política- empeñado en caer simpático en su otrora patio trasero y que para ello no vacila en radicalizar las medidas contra el pueblo hondureño, uno de los más pobres de América, que les ha respondido con la dignidad que ya quisieran otros gallitos hipócritas lacayos de sus dólares, conminándolo a sacar su base militar de su territorio y amenazándolo con permitir el reabastecimiento de combustible de las avionetas repletas de droga -la mayoría de Venezuela- que hacen escala en su territorio rumbo, precisamente, a Estados Unidos.

El mensaje de Honduras

La inmensa marcha del pueblo hondureño el día de “No más Chávez” -portando pancartas “No tenemos petróleo pero tenemos huevos”– fue una clara evidencia de con quién está, a pesar del aislamiento internacional de gobiernos cómplices –es embuste que sean “los pueblos” ni que ellos los representen, algunos tiene el 60% del sus pueblos en contra- de la destrucción de la democracia en Venezuela, Ecuador y Bolivia –en Nicaragua el pueblo le dijo que no a Ortega en su pretensión de imitar estos golpes de Estado vía reforma de la Constitución–, lo que nos lleva a interrogantes que es importante tratar de dilucidar:

En primer lugar, ¿qué significa eso de “Libre determinación de los pueblos”? En un caso como el de Honduras, ¿no se dio la libre determinación de un pueblo a través de sus instituciones oficiales, políticas y sociales? Con la actitud cerrada de los gobiernos que se han negado a escuchar las razones de ese pueblo y tratan de torcer su brazo por el hambre, para que un corrupto aspirante a dictador “constitucional”, como Zelaya, vuelva al poder como condición sine qua non para reconocer al nuevo gobierno que surja de las urnas electorales, se demuestra que esa “libre” determinación funciona y es reconocida solamente en casos como el de Cuba, Corea del Norte, Zimbawe, Libia, Bielorrusia o Turkmenistan, países en los que astrosos criminales cuatriboleados se pasan por el forro impunemente los valores democráticos y los derechos humanos, llegando al extremo de que un miserable guiñapo moral como Raúl Castro se siente en la OEA a pontificar de democracia, simplemente porque es “socialista”, sustantivo feliz –contradictorio con su realidad, pues debe ser “masalista”- cuyo discurso romántico de repartición proporcional de la riqueza les abre las esclusas a no pocos flojos y sinvergüenzas, y que considera que colocar la igualdad por encima de la libertad, es una vaina machete, a pesar de las muestras de miseria y opresión de su historial.

Otra de las preguntas es ¿qué significa la palabra “soberanía”? ¿Qué define esta palabra dependiente de variables tan frágiles como las que hoy sufre Honduras, cuyo comercio, ayudas e inversiones internacionales y suministros energéticos son sofocados para obligarla a traicionar sus postulados constitucionales, sin tomar en cuenta que quien sufre las consecuencias de este bostezo de los poderosos es el pobre pueblo hondureño? Que esta pequeña nación haya mandado al carajo a ese mundo idiota, regocija al alma. ¡Eso es soberanía y libre determinación! Hay que tener toda la dignidad del Universo para pararse frente a toda esa caterva de burócratas poderosos encuevados en sus organizaciones siniestras -con las alforjas repletas de los dólares que hacen salivar a la ignominia– y espetarles: “…Pagaremos cualquier precio, cargaremos cualquier carga, asumiremos cualquier dificultad y nos opondremos a cualquier enemigo para asegurar la supervivencia y el éxito de las libertades de nuestro pueblo y de la democracia”, es decir: ¡váyanse a la mismísima mierda! Ése es un himno a la humanidad. Honduras se ha convertido en la Esparta política de América.

viernes, 25 de septiembre de 2009

MEDITE GORDON BROWN

Viernes, septiembre 25, 2009

http://barcepundit.blogspot.com/

PARA OBAMA, reunirse con Ahmadinejad o Chávez es chachipiruli. Pero en cambio, rechaza cinco veces la petición de Gordon Brown para verse.
posted by José M. Guardia at 12:33 PM


(¿Ha probado Gordon Brown a disfrazarse de Charles Laughton en El jorobado de Notre Dame? Obama, que retiró la foto de Winston Churchill del Despacho Oval nada más caer en la Casa Blanca, ya dispone de la emblemática foto after-hours con los Zapatero a la salida, 8 de la mañana o así, del Rock-Ola, 1978, en la madrileña calle de Padre Xifré, 5.)

DONDE EL HIGO ES MONEDA


Por Ricardo Bada

elespectador.com


He estado viendo recientemente, en Arte, el canal público franco-alemán de TV, una serie de diez documentales dedicada a las costas francesas. Y gracias al octavo de ellos logré conocer el país más diminuto del mundo, aún más pequeño que Liechtenstein, Mónaco, e incluso el Vaticano: se llama Figuerolles.
Pasada la Camargue, al este de Marsella, un brazo de mar precioso, casi un fiordo, penetra en tierra firme y los mapas lo registran como la Calanque de Figuerolles. Y ahí vive una familia cuyos abuelos, Igor y Tania Reverchon, de ascendencia rusa, proclamaron en ese lugar la República Independiente de Figuerolles. Ello sucedió en 1956, y hasta ahora, pasado más de medio siglo, la vecina République Française no ha impugnado el statu quo.
La Constitución de la RIF garantiza un pasaporte a sus ciudadanos, sitúa la frontera terrestre del país en un parking y una tierra de nadie de 87 pasos que conduce a su territorio, y establece una hora de diferencia con el huso horario francés, así como la circulación del tráfico por la izquierda y una moneda congruente con el nombre del país, la figue (‘el higo’), indexada por el CAC40: 1 euro = 100g de higos... pero nada más del 1° de agosto al 1° de septiembre, debido a razones botánicamente convincentes.
Los Reverchon se consideran "una franquicia familiar de dimensión internacional" y la tercera generación se siente orgullosa de perpetuar tales tradiciones en ese entorno mágico y fuera del tiempo.
Huelga decir que una república implica una estructura gubernamental, y a la de la RIF se la puede acusar de todo menos de nepotismo, sencillamente porque sin nepotismo esa república dejaría de existir.
En la actualidad, y hasta el próximo putsch, se desempeña como presidente Grégori Reverchon. Vacante el puesto de primer ministro, ellos aseguran estar abiertos a cualquier candidatura.
Hay un ministro de Cocina y una ministra de Mesas. En vez de guardia de corps tienen una guardia de sots (‘bobos’), comandada por Ania Reverchon, quien es además esposa y madre; un caso típico de acumulación de puestos. Y hasta se permiten el lujo de haber acreditado un embajador, Dimitri Reverchon, nada menos que en Senegal.
A mí, por lo divertida, la RIF me parece bastante más seria que el casi vecino Principado de Mónaco. Una creación del espíritu anárquico y políticamente incorrecto. Y además, éste debe de ser el único "ente estatal" de todo el mundo que posee una dirección postal: République Independante de Figuerolles, Calanque de Figuerolles, F 13600 La Ciotat, France.
¡Ni siquiera el país más poderoso de la Tierra (me refiero como es natural a China) puede vanagloriarse de algo semejante! Créanmelo: estoy pensando seriamente en postularme al puesto de primer ministro. Es cierto que no tengo un programa político que ofrecer, pero ¿desde cuándo es eso un inconveniente para semejantes postulaciones?

VIERNES, 25 DE SEPTIEMBRE

ALFALFA NUCLEAR

Gracias al discurso de Zapatero en la Onu, unos cinco millones de parados españoles han entendido el mensaje del ingenioso ex ministro Solchaga, que dijo que su situación (la de los parados) no es tan dramática: España -ha dicho Zapatero en la Onu- renuncia al arma nuclear.

Sin esa arma, ¿cómo saldremos de la crisis?
Según Zapatero, de la mano de las mujeres.

Para empezar, tres mujeres -esposa y dos chiquillas góticas-, vestidas de riguroso luto (negro del Felipe II solitario, triste y final, que firmaba Yo, la muerte), quién sabe si por la economía española, se ha llevado a Nueva York. Antes, a Londres, para las rebajas de Harrods, ya se había llevado a la suegra. Con lo que cuesta un arma nuclear, ¿cuántos pasajes de avión para señoras se pueden comprar?

Ista, ista, ista, / Zapatero feminista, retozan en la calle las viragos pimpantes, para quienes los fascistas son los otros, los falócratas, síntesis de la virilidad (¿Berlusconi?) de que son víctimas mujeres y homosexuales.
La renuncia del Justiciero de las Mujeres al arma nuclear suena a primer vagido de la paz para el mundo, que llevaba sin pegar ojo desde que el comisario polaco Oscar Lange denunciara en la Onu que España, con ayuda de técnicos alemanes, fabricaba bombas atómicas en las cercanías de Ocaña, Toledo.

Consejo de Gómez Dávila para no vivir deprimido en medio de tanta opinión idiota: recordar en todo instante que las cosas obviamente son lo que son, opine el mundo lo que opine.
Ignacio Ruiz Quintano

EL CRIMEN DEL DÍA...

...22 de Marzo de 1891


"CLAUDIA, LA ASTUTA JAMONA, CONCEDÍA SUS FAVORES AL GALANTE VIEJO, DON JOAQUÍN, HOMBRE OCTOGENARIO Y LASCIVO, DADO AL PLACER, QUE VIVÍA ENCENEGADO EN SUS EROTISMOS"

HONDURAS, INDIA VIRGEN Y HERMOSA DORMÍAS



DESMAYOS Y CARRERAS DE CURAS


LA FIESTA DEL "CORPUS"

La procesión

La procesión del Corpus es uno de los espectáculos más tradicionales de Madrid. Así es que ayer tarde, a pesar de lo desapacible del tiempo, la concurrencia fue tan numerosa como de costumbre.
La formación, que siempre da una nota alegre, y las bellas madrileñas ávidas siempre de ver y ser vistas, eran alicientes bastantes para animar el espectáculo.
La manifestación religiosa recorrió las calles de Toledo, Colegiata, Conde de Romanotes, Carretas, Puerta del Sol, Mayor, Ciudad Rodrigo, plaza Mayor y otra vez a la calle de Toledo para regresar a la Catedral.

El escándalo de rigor- Confusión y contusos

Todo es tradicional en esta procesión del Corpus. Casi todos los años se producen algunas alarmas con los consiguientes desmayos y carreras de curas, estandartes y pendones. Ayer no podía faltar el ameno número en la fiesta.
Al desembocar la procesión de la calle Mayor en la de Ciudad Rodrigo, se produjo una gran confusión por un hecho insignificante.
Pero la gente, ignorando lo que ocurría, se precipitaba en todas direcciones atropelladamente.
Los cofrades corrían aterrados, los monaguillos arrojaban ciriales y cruces para ponerse en salvo, y los sacerdotes se refugiaban en los soportales de la plaza Mayor.
La procesión quedó deshecha. Al fin, los soldados y la policía lograron a duras penas restablecer el orden, después de llevar a la gente el convencimiento de que no pasaba nada extraordinario.
Lo único que había ocurrido es que un caballero había querido castigar los atrevimientos de un individuo maleducado.
En la Casa de Socorro de l distrito del Centro ingresaron cinco personas que sufrían contusiones en distintas partes del cuerpo.

El "auto" de Peñalver ardiendo

Pocos momentos después, un olor a madera quemada y gran cantidad de humo que salía de un sitio de la plaza Mayor, volvió a sembrar la alarma, con su cortejo de carreras, gritos y atropellos.
Era un automóvil que estaba ardiendo, pero no un automóvil vulgar, sino el del alcalde, conde de Peñalver.
Ni la prontitud con que acudieron los bomberos y los guardias municipales, ni la emulación con que trabajaban en favor de su señor y dueño lograron evitar la total destrucción del vehículo.

jueves, 24 de septiembre de 2009

"LA DEMOCRACIA TIÉ QUE VOLVER A HONDURAS"



Zapatero, ante la Asamblea General de la Onu:

"No aceptaré un golpe antidemocrático en Honduras".

A FERNANDO CONDE



En la vida hay que dar muchas vueltas para llegar a oír hablar de uno así:
Ruiz Quintano. El elogio es abrumador, y te pone en un compromiso. ¿Cómo agradecer tanta generosidad? Amigo Fernando, no creo en el genio de los deseos, pero sí en el de los lugares: Burgos, la escuela del mapa, la cruz y la estufa, el verano y el río, el incienso y el muerto, el nido y el latín, Cortés y Bernal Díaz del Castillo (nada que ver con Pilar, loca por el fútbol), la piedra, el frontón, las grajillas, el frufrú del cierzo... Y a ver qué hago yo ahora para que mis ocurrencias no se te caigan de las manos ni de la gracia. Que un hada nos conceda el don de abrir cualquier diccionario justamente en la página donde se hallaba la palabra buscada. Un abrazo.

"YO HE BEBIDO LO JUSTO"

EXACTITUD
Por Pepe Cerdá
A. es un tipo estupendo. Vive aquí, en Villamayor. A. estuvo trompa desde los catorce hasta los cuarenta y cuatro. En su casa tenían unos campos con viñas que les producían unos dos mil litros de vino al año y en Mayo ya tenían que comprar porque se lo habían bebido entre su padre y él.
A. trabajaba en una empresa multinacional. A los cuarenta y cuatro le diagnosticaron, como es natural, una grave enfermedad hepática en una revisión de la empresa. El médico, poniendo cara de circunstancias, le dijo:

- Le doy la baja permanente. Y su enfermedad es tan grave que no creo que le queden más que unos meses de vida.

El que se murió fue el médico un par de años más tarde, tal y como le gusta comentar a A., que dieciséis años más tarde de esta conversación suele desayunar conmigo por las mañanas en el bar. A. dejó de beber y sigue con nosotros para asombro de la ciencia médica. Desde entonces cobra la inutilidad y hace pequeñas labores en el campo. Tiene una original idea de la justeza.
Dice:

- Yo he bebido lo justo. Una copa más y al cementerio. Una copa menos y aún estaría madrugando y trabajando en la empresa.

Y tiene más razón que un santo.

JUEVES, 24 DE SEPTIEMBRE

AUSTERIDAD

Descripción de España por Pérez de Ayala: somos como comadres que vivimos de la vida ajena a falta de la propia, dando mordisquitos de ratón...

El comadreo explica la telebasura; los mordisquitos de ratón, el columnismo rampante.

Un líder de audiencias declara que comenzó a respetar a la vicepresidenta Fernández, la del señor padre represaliado por Franco con la Orden del Mérito en el Trabajo con categoría de plata y ramas de roble, al enterarse de que tan alta dama se había llevado en un tupper el arroz sobrante de su ración en un restaurante de Villanueva y la Geltrú. "Es que eso es austeridad", aclara el comunicador.

¿Austeridad? ¿Frugalidad?

En su Fable of Bees avisa Mandeville de que la frugalidad no es con frecuencia más que el hacer pasar por virtud lo que no es sino necesidad. ¿Es que un tupper de arroz puede producir una oclusión intestinal?

De Justiniano nos dice la Historia que llevaba una vida austera porque se nutría de cereales y legumbres: "No había platos exóticos ni búsquedas culinarias delirantes en la mesa del ilirio."

Zapatero, ese gigante de la austerida retórica, ha dicho en la Onu: "El cambio climático es una de las causas de la recesión." Y nadie tuvo la precaución de tocar la cabeza del leonés con un cucurucho de hoja de periódico.

Ignacio Ruiz Quintano

LA GOLA, EL SONNO E LE OTIOSE PIUME

La gola, el sonno e le otiose piume,
Hanno del mondo ogni virtu sbanditta


José Ramón Márquez

BARCELONA

Dice un anuncio:
“¿Quieres ver a José Tomás y Morante de la Puebla juntos en Barcelona? ¿Vas a dejar que se agoten las entradas y tener que acudir a la reventa? Todavía puedes asegurar tu presencia y comprar algunas de las últimas entradas disponibles para un día grande en www.entradastaurinas.com. ¡Hazlo antes de que se agoten! ¿Vas a faltar?”

Parece que las taquillas andan más tranquilas para esta nueva cita de Tomás y otros dos en Barcelona, su ‘plaza fetiche’ al decir de algunos. A lo mejor es que ya le han visto todos los que tenían que verle o quizás ocurra que, los que le hemos visto en esta segunda venida ya nos hemos ido dando cuenta de que da lo mismo ir a verle que no, pues es ahora un torero sin sorpresa y sin misterio, cosas que el hombre trata de sustituir respectivamente con su afamada impavidez, que tanto enloquece a sus fans, y con esas caras que pone como de que le debes dinero o de que le has echado un cubalibre encima a su novia.

Después de Barcelona, con o sin lleno, con o sin “vendo bolígrafo bic y regalo entrada”, con o sin “agotadas las plazas hoteleras en la comarca”, creo yo que tan sólo se abren dos posibilidades reales para el Pasmo de Galapagar: la primera es que trace para el año próximo una temporada acorde a su nombre y a sus emolumentos, alternando con los grandes en las plazas y ferias de respeto y tratando de mostrar su verdad en los sitios de compromiso y con los toros que meten miedo. Sinceramente creo que esto no va a suceder. La segunda es que haga un nuevo ‘mutis por el foro’, reconociendo tácitamente que su reino no es de este mundo y dejando a sus seguidores con la miel en los labios para, quizás, retornar de nuevo en otras cuatro o cinco temporadas. No hay más. No creo que ni sus más acérrimos seguidores puedan soportar otra temporada como la de este 2009, hecha de comparecencias en plazas de poco compromiso y de tomar tantas precauciones, porque los porrazos duelen mucho y el rollo ese de la ‘inmolación de cada tarde’ también se vuelve cansino. Se quiera o no, Tomás corre el riesgo, si no quiere entrar en la liza de verdad y seguir por libre, de que le ocurra como le pasó a Jesulín, por ello no tiene más opción real para seguir en el toro que ponerse en plazas serias y en carteles serios; sólo tiene ésa o la de irse.

Lo demás, lo que terca e interesadamente se nos ha ido vendiendo a lo largo de la temporada, es otro tipo de espectáculo, que servirá de perlas para los hosteleros, para los reventas, para el público de aluvión, para los aficionados a las emociones extremas o para ir rellenando folios, pero que tiene bastante poco que ver con la tauromaquia ni con lo que fue Tomás antes de su retirada. ¡Cómo pasa el tiempo! Hace dos lustros, algunos decían: “Tomás pone la barriga donde los demás colocan el pico de la muleta” ¿Recuerdan?

El que quiera verle, que se dé prisa.

MUERTE DEL CHIMPANZO




El 29 de Enero último ha muerto en la casa de fieras del Jardín de Plantas de París el chimpanzo macho del Gabón, que llegó a aquella ciudad en Diciembre de 1852.
Este animal, según dice un periódico de París, es el primero de su especie que ha vivido más de un verano en una casa de fieras. Las causas que han contribuido a prolongarle la vida, a pesar de su cautiverio, son los cuidados de su guardián, y muy particularmente el que se ha tenido de no dejarlo nunca sin la compañía de otros monos, como antes se había hecho con los orangutanes y con otros chimpanzos. Se dice que en el momento de morir comenzaban a brotarle los dientes caninos. En lo que no cabe duda es en que cuando murió no tenía un pelo en su cuerpo. Durante su enfermedad se divertía en hacer torcidas con ellos y arrancárselas después.

miércoles, 23 de septiembre de 2009

DETENIDO UN ACTOR POR 'MANO LARGA'

Aprovechando la oscuridad del espectáculo, realizó tocamientos a una espectadora. La mujer tuvo que defenderse a las patadas y el abusador fue detenido

Europa Press
diariodeburgos.es

Efectivos del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron a un actor, de 37 años de edad, por un presunto delito de agresión sexual, según informaron hoy fuentes de la Subdelegación del Gobierno. Los hechos sucedieron en una atracción itinerante [EnClave de Calle] instalada en la plaza de la Libertad, de Burgos, en cuyo espectáculo participaban numerosos personajes que teatralizaban escenas de miedo para asustar a los espectadores, que pagaban un euro por la entrada. Al parecer, uno de los actores, aprovechando el contacto físico que realizan sobre los espectadores y la oscuridad requerida durante el desarrollo del espectáculo, realizó “tocamientos libidinosos” sobre una joven espectadora, que hubo de defenderse a “patadas y golpes para quitarse de encima al individuo”, según las mismas fuentes.

MIÉRCOLES, 23 DE SEPTIEMBRE

SÓLO PIENSO EN TI

Ahora sí que los violines del otoño hieren nuestro corazón con monótona languidez. Hojeando a Edgar Wind, el tipo que escribía las conferencias después de darlas, tropiezo con esta parábola proustiana:

Un niño de diez años promete a una niña mayor que él amarla sólo con el pensamiento ("un amour purement cérebral"). Se pasa horas asomado a la ventana para verla pasar. Vive en un trance. Sin embargo, en una ocasión habla con ella y sobreviene la crisis, ya que percibe el contraste entre la perfección de su sueño y la imperfección de su experiencia. Finalmente, se tira por la ventana y la caída lo deja idiota. La chica insiste en vivir con él, pero muere sin haber logrado que él la reconozca.

Para Wind, la moraleja de la historia es que la niña simboliza la vida. "La soñamos y la amamos por soñarla." Lo único que no se debe hacer es intentar vivirla; si no, como el niño, se cae en la necedad. Pero esto no sucede súbitamente, pues en la vida todo se degrada por matices imperceptibles. Al cabo de diez años, uno vive como un buey, sólo para la hierba que puede comer en el momento.
Vuelvo otra vez a la mirada de Ullán: la mirada de Dieste, contemplando una tarde, en Rianxo, el paso de una niña y una vaca. Zaid, testigo del paso de la misma niña y la misma vaca, hizo el aclarado: la niña era la inocencia. ¿Y la vaca? La vaca era la mansedumbre. Y la inocencia, indica Ullán, no ocultaba su particular firmeza: ese dejarse guiar por lo que viene detrás. Mientras que la mansedumbre consistía en dejarse llevar por el ritmo del corazón. Porque las vacas sienten veneración por las niñas. Una veneración que nace del asombro que les produce encontrarse de pronto ahí, al lado de una figura tan perfecta.

Ignacio Ruiz Quintano

SEPTIMIO SEVERO EN LA ONU

miércoles, septiembre, 23, 2009

Puesta de largo de Obama en la Onu
Ricard González
| Washington
elmundo.es


"Esta será la primera vez en la historia que una reunión del Consejo es presidida por el inquilino de la Casa Blanca, un hecho que tiene una alta carga simbólica, y está destinada a subrayar el compromiso de Obama con la ONU. Esta actitud contrasta con la de numerosos presidentes norteamericanos, y muy especialmente la de su predecesor, que han menospreciado la ONU."

***

domingo, septiembre, 20, 2009
barcepundit.blogspot.com

EL QUE PASA por ser el experto en política internacional y geoestrategia de La Vanguardia, Xavier Batalla, demuestra hoy (req. suscr.) su fino dominio de los datos
El próximo jueves, Barack Obama se convertirá en el primer presidente estadounidense en participar en una reunión del Consejo de Seguridad, máximo órgano de poder de la ONU. Y esto será posible porque el clima ha cambiado.
Canbiadísimo, sí. ¿Tanto tiempo ha pasado que ya hemos olvidad la famosa nota de Bush "pidiendo permiso para ir al baño a Condoleezza Rice", con la de chascarrillos que provocó entre quienes veían en ello una prueba de que era idiota?

MeneameTechnorati LinksAdd to del.icio.usShare on FacebookStumble It!

posted by José M. Guardia at 5:14 PM

CONVERSACIÓN CON CARMEN DE BURGOS, COLOMBINE

Carmen de Burgos
(Almería, 1867 - Madrid, 1932)

O LA PRIMERA "MUJER-MACHO" QUE EN ESPAÑA VIVIÓ DEL PERIODISMO



Por Alberto Guillén


¿Queréis oír hablar a Colombine?

Al ir a verla me decía:

¿Colombine? ¿Colombina? ¿Colombine?

¿Acaso alguna farsa en los jardines que dibujó Le Nôtre?

¿Algún motivo de Wateau?

¿Alguna pastoral en donde las marquesas enreden los dedos en los vellones de artificiales corderos y en los rizos de más artificiales?...

No.

Colombine no es una pastoral. No hay aquí vizcondes rubios para desafíos ni abates finos para madrigal.

No.

Colombine es una pastoral. (Aunque bien pudiera asomar en su vida la faz enharinada de un Pierrot, de un juglar; de un genial juglar a quien admiro mucho porque...)

¿Quién? Silencio. Que me puedo comprometer.

Dejemos al grillo raspar en su violín y a Ramón hacer trescientos libros, mientras la luna se viste de ennoviada. ¿Ramón? ¿Qué Ramón? ¿Habéis leído El ramonismo? ¿No habéis estado en la Sacra Cripta? Esperad, voy a contaros:

Una noche...

Yo no amaba a Colombina, digo a Colombine. Qué iba a amarla... Tampoco la estimaba.

Recuerdo que de niño leí los Cuentos de Colombine y pusieron lágrimas en mis ojos. Pero aquellos eran otros días y aquellos ojos los de un adolescente... que lloraba también con las penitas de la Cenicienta y se desmayaba cuando el Lobo se comía a la abuela de Caperucita.

Ya en Madrid me habían dicho que Colombine era una señora muy gorda que escribía libros de cocina y recetas de tocador.

¿Quién me lo dijo?

Me lo dijo Concha Espina.

Me lo dijo Julio Camba.

Me lo dijo... ¿Quién me lo dijo?

Es decir; ¿que Colombine era algo así como una Dueña? ¿Recetas de cocina y de boudoir? Es decir; ¿que Colombine era algo así como una azafata o como...?

Entonces, ¿por qué fui a ver a Colombine?

Porque me dio la gana, os podría contestar.

¿Razón definitiva?

No. De locos y de niños es el razonar así.

¿Darnos la gana?

Ésa no es una razón, es un motivo, y, entre razones y motivos, hay, según la acreditada opinión de mi maestro de filosofía universitaria, una pequeña diferencia:

El motivo es cosa del corazón.

La razón...

Del cerebro. Ya me comprendéis, ¿verdad?

Bueno, además de esta gana de ver y conocer a Colombine, yo sabía que detrás de Colombine había una mujer: Carmen de Burgos, escritora de novelas agresivas, que le habían costado hasta media docena de procesos.

Además, Colombine había escrito de mí elogiosamente en el Heraldo de Madrid.

Valía la pena, pues...

Valía la pena conocer a Colombine.

Era un caso raro de mujer-macho. Mientras todos los escritores se habían guardado la lengua en cualquier parte, esta escritora salía protestando altivamente en nombre de las escritoras y de doña Emilia Pardo Bazán.

Cuanto a mí, Colombine me había llamado escritor americano y audaz, Diablo Cojuelo, en fin...

–¿Está la señora Colombine?...

–¿La señora Colombine? No está..., no vive acá –me dice la portera, llevándose los dedos a la boca.

Es verdad. No hay tal señora Colombine. Éste es un seudónimo literario, algo así como el disfraz carnavalesco con que se oculta una mujer de corazón y de cabeza.

–¿Conocen ustedes a Colombine... digo, a la señora Carmen de Burgos?

–¡Ah! –dice la portera sacando los dedos de la boca–, la señora Carmen está en el tercero, suba usted.

Y subo, subo, subo... hasta el tercero.

–¿Es usted Carmen de Burgos?

–Sí. ¿Y usted?

–¿Yo? Pues nadie... Digo, Alberto Guillén.

Colombine no tiene la cara enharinada, como pudieran creer los que compraron sus recetas de boudoir. No tiene tampoco delantal de cocinera.

Colombine es una mujer alta, bien formada, maciza, que viste a la mundana y no como cualquier Cenicienta. En fin...

Colombine no se asusta.

Sin hacerme pasar al salón, todavía en el pasillo, me dice riendo francamente:

–¡Ah! Es usted el que nos hace hablar a unos mal de otros, el autor de La linterna de Diógenes, ¿verdad?

–¡Que usted ha elogiado, señora! –digo inclinándome.

–Sí, en efecto, es un libro valiente y agresivo. Me gusta. Me alegro de charlar con usted. Pues yo soy una que le puede hablar mal de mucha gente. ¿No piensa usted hacer una segunda serie de La linterna?

–No, señora, aunque...

–Sí, aunque... pudiera usted hacerlo. ¿No es eso?

–Como usted quiera, señora... Es regla de educación que aprendí de chiquito que a una dama no se le debe negar nada.

–¿Es usted galante, Guillén?

–No sé, señora. ¿Leyó usted mi libro?

–¡Ah! Es verdad, no puede ser galante el hombre que... ¡Qué cosas más graciosas dice usted de Concha Espina!... Es una escritora...

–El alma no tiene sexo, Colombine, según dice Cristina de Suecia.

–Sí, pero debió usted tratar mejor a esa señora.

–¿Usted cree que la he tratado mal?

–¿Mal? No sé. En fin..., su libro es delicioso. Tiene una gran soltura de estilo, es movido y valiente, diáfano y ameno. Además, es un libro moral. O moralizador, como usted quiera. Es necesario que haya quien diga la verdad, que haya quien la grite aunque todos la llevamos entre dientes.

–Gracias, señora Colombine. Mi libro..., ¡pisch! Es alegre y ameno, de eso estoy seguro. Lo hice jugando. Tracé mis muñecos como los niños sus garabatos de colegio. No quise hacer daño, de eso sí esté usted segura. Tiene alegría, no malevolencia. Es humorista, no libelista.

–¡Pero hay quien dice que es valiente!

–¿Valiente? Acaso sí. Pero en ese caso tiene la valentía de los niños, que dan volteretas sobre los precipicios. O que persiguen mariposas al borde de los abismos. ¿No le parece que el peligro es la mejor de las voluptuosidades?

–El peligro y la lucha.

–¿Y para qué la lucha?

–¿Y para qué la lucha? ¿No luchamos con todo, hasta con nosotros mismos? Si mi libro es valiente, yo no lo sé, no soy yo quien debe decirlo. Se lo repito, mi gesto es el de los niños que dicen la verdad con entera simplicidad de corazón, sin saber el daño o el bien que hacen.

–¡Pero usted los ha cogido!

–No, señora. Ellos se han entregado. Como los pingüinos, creían tener alas y andaban en dos pies, ni más ni menos que los hombres. Yo los cogía, los apaleaba riendo. ¿No sabe usted que a los pingüinos los mineros los cazan a palos?

–Sí, sí, son muy bobos, pero...

–Sí, tan bobos que se dejaron coger y apalear ni más ni menos que los pingüinos. ¿Se ríe usted? Yo soy un niño cazador de pájaros bobos. A los pingüinos se les coge con la mano, se les acaricia los alones y... Pero yo quiero oírla hablar a usted.

–¿A mí? ¿Y qué puedo decirle?

–Usted me prometió hablar mal de mucha gente. ¿Quiere usted comenzar por el señor León (Ricardo)? ¿Qué le parece a usted, Colombine?

–A mí no me parece nada. No tengo una opinión de él porque es difícil. ¿No le parece ímprobo trabajo formarse una opinión de los discos del fonógrafo? Hay que oírlos muchas, muchas veces, tantas cuantas los soporte nuestro aburrimiento, pero... Sólo le diré que el señor León es, como decía Fígaro, “un animal de poco escarmiento”. No se cansa de escribir novelones insulsos ni de... hacerle premiar sus obras a Concha Espina.

–¿Sí?

–¿Quiere usted una noticia graciosa? Usted lo ha hecho pelearse. Les hizo hablar a uno mal del otro y, como vivían en la misma casa, con diferencia de piso (doña Concha en el tercero y don Ricardo en el segundo), ella se ha mudado. Ya don Ricardo León no la visita con las medias rayadas en el bolsillo del chaqué.

–¡Cuánto lo siento!

–No debe sentirlo, no. Ya no le premiarán en la Academia más novelones a la señora Concha Espina. Y esto es un bien. Además, las medias rayadas pueden definir al señor León. ¡Es tan bueno!... ¡Tan bueno! Pero a mí me parece un frasco viejo y vacío del todo, como dice el Talmud. ¿Usted ha leído el Talmud?

–¿La traducción o selección de Cansinos?

–¡Pobre Cansinos! A mí me da mucha pena. Nació fracasado, vive fracasado, es un fracasado. Todos lo sabemos, y lo peor es que él también lo sabe. Esto es lo más triste. Tiene los tres sexos, pero es sucio y desarrapado. Mejor no hablemos de él, porque llegaríamos a sentir mal olor.

–Como usted quiera. ¿Y el gran Eugenio Noel?

–Créame, Guillén, yo no estimo a Noel. Me carga. Hay quien dice que tiene un talento formidable. Pero a mí me carga, hay quien le cree el mejor escritor de España...

–Sí, señora, uno de los mejores.

–Bueno, pues a mí me carga. Desde que Noel habla mal de los toros, a mí me gustan más.

–¿No cree usted que ésa era una manera de hacerse notar? Todos tienen la suya.

–Sí, eso creo. Noel ha estado siempre persiguiendo la notoriedad. De jovencito se encerró en un sótano, ni más ni menos que un castor y una marmota. ¿Para qué lo hizo? Para que lo llamasen genio. Cosa parecida hizo el gran Ramón y Cajal, pero éste no lo hizo para que lo llamasen genio, sino para estudiar la vida de las hormigas.

–Sí, señora, ya me lo han contado.

–Bueno, pues Noel se rapaba las cejas y la frente para el mismo objeto. Hasta que un día los sevillanos, calientes por una conferencia antitaurófila de Noel, le raparon toda la cabeza. Era de ver el león sin melena. Se encerró no sé dónde hasta que le creciera de nuevo la cabellera que hoy se usa. Estos poetas melenudos me hacen el efecto de Sansones: pierden la fuerza si les cortan los cabellos. Noel es notable por sus extravagancias. Otro día...

–¡Basta! Salió con un paraguas verde y enorme, como hacía Bonafoux. ¿Conoce la anécdota? Y detrás de Bonafoux iba un negro que decía a los transeúntes asustados: “Ése que va ahí, el del paraguas verde, es Bonafoux, el gran Bonafoux, el formidable escritor Bonafoux...!”

–¿Sí? Igual cosa hacía Azorín, sólo que su gran paraguas no era verde, sino rojo. ¿Conoce usted la carta de Ayala a Azorín?

–No, señora.

–Hela aquí, espere. Aquí está:

“Con el claro y rotundo monóculo en un ojo, en la mano el arcaico paraguas color rojo, luego la tabaquera, esculpida, de plata, y allá en lo íntimo sorda misantropía innata.”

–¿Ha oído usted?

–Sí, señora, son unos versos muy hermosos. Ayala es un gran poeta, a mí...

–¿Un gran poeta? En fin...

–Qué bonitos aguafuertes de Goya tiene usted, señora doña Colombine. Aquel retrato se lo hizo Romero de Torres, ¿verdad? ¿No es el mismo que Ramón Gómez de la Serna publica en Pombo junto con un elogio en que dice que las mujeres tienen reservas irresistibles en el corazón, hasta en el de las enamoradas?

–¿Ha leído usted?

–No, señora. Lo he ojeado apenas.

–¿Y le gusta Ramón?

–Sí, señora. Es el único, el más grande humorista español. Me hace el efecto de los clowns ingleses. Dice un chiste con la cara seria. ¿Y Marquina (Eduardo)? ¿Le gusta a usted?

–¿Marquina? Es una cosa de chantillí. Algo así como un encajero. El que sí es un caso es Jacinto Grau. Yo le cogí unos plagios y él me amenazó con los tribunales... porque hacía daño a su prestigio. ¡Ah, su prestigio! ¡Qué risa! ¿Sabe usted el estribillo de las gentes de teatro? “¿Grau? ¿Grau? ¡Teatro cerrau! ¡Teatro cerrau!”

Colombine, como se ve, habla con desenfado. Parece hombre. Es verdad, el alma carece de sexo. Bueno, su mirada, la de Colombine, es abierta y franca.

Es feliz, Colombine es feliz.

Ella me lo ha dicho. Por encima de la vida, más allá del bien y del mal. Su vida no es una página para el Calendario de los Santos ni una letanía del padre Ripalda. Es un poema de Nietzsche. Creció en un poblado como un salvaje. No sabía leer y, cuando aprendió, leía a Jorge Sand y Lord Byron. Y Lord Byron se encarnó. Descendió de sus sueños y... se casó con Colombine. Luego se separaron porque Lord Byron era un burgués. Luego Lord Byron se murió y la viuda de Lord Byron se vino a Madrid. Traía una hija en los brazos. Y la vida, la rastrera vida, la seguía los pasos como una loba. Dio empellones (Colombine). También derrochó sonrisas (Colombine). Más empellones que sonrtisas, naturalmente. Dio bofetadas a un periodista... y besos... a su hija.

Hoy Colombine es feliz. Y se ríe por encima de todo, como enseñaba Zaratustra.

Vuelve a hablar.

–Hace usted bien en meterse con España. Soy española, pero es justo lo que usted dice de ella. Un país que tiene a Camba como escritor y como... humorista. ¡Uf! ¡Qué asco! Cuando Camba se decida a quitarse el calzoncillo..., se arrancará la piel. [Camba se pasó media vida mofándose de Colombine]

–¿Tiene usted un retrato, Colombine?

–Sí. Y un libro. ¿Cuál le regaló? Usted, que es agresivo y alegre, comprenderá mejor éste. Tenga: “Ellos y ellas y ellas y ellos.”

–Gracias, señora, adiós.

–Adiós Guillén, venga siempre. Hablaremos de personas y de cosas y también, si le parece..., de libros de cocina... ¿Sabe usted? Cenicienta.

(Madrid, 1921. Del libro “La linterna de Diógenes”, de Ave del Paraíso Ediciones”, 2001)