Follow by Email

sábado, 20 de agosto de 2016

Narices




Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    El español es servil y concibe la política como un protocolo enojoso de junta vecinal, cuando sólo es lucha descarnada por el poder, lo que explica el comportamiento de los jefes de los partidos en esta hora mostrenca de España, que no es la de los periodistas, sino la de los juristas.

    Los periodistas son quienes llaman multimillonario a Trump, pero filántropo a Soros. O quienes culpan de las inundaciones de Nueva Orleans a Bush, pero de las de Luisiana a la Naturaleza.
    
Los juristas, en cambio, van al grano, como el popular Albiol, que no es Carl Schmitt, pero que cursó estudios de Derecho y que ha tuiteado:

    –A ver si Snchz tiene “narices” de enviar a 36.000.000 de españoles a repetir elecciones el día de Navidad.
    
Este hombre no se para en firmas, como los de Ciudadanos, que viven de echar firmas (¿qué español no tiene un selfie firmando un pacto con uno de Ciudadanos?), y conmina a Snchz como Von Lüttwitz a McAuliffe en Bastogne, donde estaban copadas las Águilas Aulladoras de la 101, en la Navidad (tampoco vayan a creer ustedes que no ha hay más Navidad que la del 16) del 44. Rendirse para evitar la aniquilación, era la oferta de Von Lüttwitz.

    –Nuts! –respondió McAuliffe, que empieza a ser nuestro Snchz, finalmente rescatado por Patton, que aquí podría ser Susana Díaz.

    “Nuts!” O sea, “nueces”. Es decir, “pelotas”. En español del foro: “¡Y unos c…!”
    
Dios puede nacer en un pesebre de Belén el día de Navidad, pro un español no puede ir el día de Navidad a un colegio electoral de Villanueva del Arzobispo para ayudar a sostener con su papeleta “la fiesta de la democracia que nos dimos todos y que tanto trabajo nos ha costado”.

    En cuanto a la firma de Girauta y Hernando: el único pacto anticorrupción es la separación de poderes, como explica Susan Rose-Ackerman en “La corrupción y los gobiernos”. Así que lo firmado por Girauta y Hernando vale lo que una bula de la Santa Faz en El Palmar de Troya. La épica está en Bastogne, que es Ferraz.