Follow by Email

lunes, 22 de agosto de 2016

La Zurda de España. Hughes, Asensio y el marqués de Leguineche

El sueño de una noche de verano


Realmente, lo de Asensio amenaza con ser La Zurda de España. No importa en él que no haga nada durante minutos. Camina por el campo con propiedad, como la Pantoja el escenario. Camina esperando, no ofuscado en participaciones ni con ese hábito de coche tan reciente.

En Nacional III, de Berlanga, el Marqués de Leguineche contaba que cada vez que un limpiabotas le pasaba el trapo por la puntita del pie sentía un escalofrío, un gustirrinín. “Lo tengo sensible”. Pues Asensio debe ser así, de la estirpe nobiliaria del marqués de Leguineche, y en vez de callos, como todo el mundo, tiene ahí lo más grande.