Follow by Email

sábado, 13 de julio de 2019

Lógicas

Wittgenstein en su cartilla militar de 1914


Ignacio Ruiz Quintano
Abc

En España, una persona lógica es una persona sin fantasía, aunque Lerroux era lógico y tenía la fantasía republicana de hacer madres a las monjas.
Si me sigue un batallón, seré capitán; si un regimiento, coronel; si un ejército, general –decía, y con eso congregaba a cincuenta mil republicanos para una merienda campestre.
Por lógica los aficionados entendemos “sentido común”, pero en éste un profesional como Russell sólo ve “la metafísica de los salvajes”. Russell admiraba en Wittgenstein su capacidad para abstraerse cuando pensaba sobre lógica, pasando de las bombas explotando a su alrededor. Era patriota, se alistó voluntario en el ejército austriaco y cayó prisionero de los italianos en Monte Casino, salvando el manuscrito de su “Tractatus”. ¡Pobre Wittgenstein!
Un día llegó Tierno a Salamanca –contaba Gustavo Bueno a Hughes en ABC– diciendo que en España hacía falta fustigar a la clerigalla y que había un filósofo alemán en Londres que decía que no todas las preguntas tienen respuesta. “¿Te refieres a Wittgenstein?” “¿Cómo, cómo?” Se lo tuve que escribir. “¡Sí, sí, ése!” Y se lo di. Luego lo tradujo del inglés, pero no se enteró de nada.
La “metafísica de los salvajes” es ese “sentido común” de la pesadilla soviética en las obras de Dombrovski y la socialdemocracia rampante en los medios de Occidente. Así, la entrevista de CNN a Rapinoe, la futbolista useña peinada a lo Marcos Llorente. Mete goles, mas sólo con esa habilidad no sería hoy chica del “As” de no mediar su tuit sobre “la jodida Casa Blanca”. Locutor: “Diga algo al Presidente, que nos ve”. Futbolista: “Digo que su ‘America great again’ es dañino.” Locutor: “Claro. Porque la América ‘great’ son los 50, y entonces podían meter en la cárcel a un gay”. Luego Trump...

Es la “lógica de pata de ganso” (¡lógica con fantasía!) del silogismo de Schopenhauer: “El hombre tiene dos piernas, por consiguiente todo lo que tiene dos piernas es un hombre, luego el ganso es un hombre”... Y a meter goles.