Follow by Email

sábado, 29 de septiembre de 2012

Nuevo Plan de Empleo Andaluz: creada la Dirección General de Memoria Democrática

Colocados por IU: el hermano de Centella, la hija de Willy Meyer... 
y el suegro de José Manuel Mariscal, primero por la derecha

Francisco Javier Gómez Izquierdo
 

No achaquen ustedes animosidad de un servidor hacia los barandas sobre los que recae la obligación de educar en Andalucía, pero que la Consejería de Doña Mar Moreno y su corte de mantenidos nos obsequie con un disparate cada semana no puede dejar de tener consecuencias asesinas en la paciencia de unos padres preocupados por el futuro de sus hijos. En vísperas de San Miguel, aquél que era como Dios, y que me traía una paga extra en mi mocedad cuando servía en el imperio de la cerveza, a la Junta de Andalucía le entran urgencias de adoctrinar sobre la Guerra Civil a “sus niños” y de paso a los adultos maleducados en el franquismo. No pongo gratuitamente adoctrinar, pues a quien no sepa a cuántos fusilaron los fascistas de Franco en el cementerio de Málaga, le van a catear y va a tener que recuperar en septiembre.

¡Escandalícense! De aquí a nueve meses -todo un parto- van a sacar los manuales del que ya hay “un borrador muy maduro” para impartir una nueva asignatura que se llamará Memoria Democrática y en la que se empleará “profesional y científicamente” un número indeterminado de expertos “objetivos y veraces”, supervisados por un tal Luis Gabriel Naranjo, componente del grupo de IU y profesor de Historia en un Instituto de Córdoba además de suegro del líder del Partido Comunista Andaluz, José Manuel Mariscal, también vecino y creo que natural de la ciudad de los califas, lo mismo da omeyas que rojos...

El señor Diego Valderas es uno de los vicepresidentes de la Junta que como saben ustedes es comunista o algo parecido y no socialista y para contentarle le permitieron crear ayer un chiringuito con el nombre de Dirección General de Memoria Democrática al que van a ir a vivir los que me imagino y de los que daré la filiación y méritos según vayan tomando posesión. Además de la Dirección General también se funda un Consejo Andaluz de Memoria Democrática que velará por acabar con los “resquicios franquistas” en calles y plazas andaluzas. Y por último...¡una asignatura! con más valor de la tradicional disciplina de la Historia, que a la vista de los hechos, no tiene profesores intelectualmente preparados conforme a lo que la sociedad andaluza debe conocer. ¡Dónde va a parar el deplorable reinado de Felipe II con el imprescindible conocimiento de los fusilados en Cabra por los falangistas!

-Pero.... ¿no fué en Cabra a la que bombardearon los republicanos amontonando más de cien cadáveres civiles?

No. Sólo tocará estudiar el “genocidio franquista”. Episodios como los de Cabra -la Guernica del sur- no entran en el temario de la Memoria Democrática, me dice mi vecino egabrense, que se malicia a Gordillo el de las procesiones, maestro además de alcalde, como titular de la asignatura en su colegio de Marinaleda.

No pierdan de vista a este Naranjo cordobés, empeñado en su mezquina obsesión, ahora que tiene quien le escuche.

José Manuel Mariscal, máximo líder del PCA y yerno de Luis Naranjo,
 poniendo el acento en Guada -í-ra