Follow by Email

miércoles, 24 de julio de 2013

Miércoles, 24 de julio

ÚLTIMAS IMPERTINENCIAS

Las grandes figuras tienen en ellos mismos el peor competidor que pueden tener, pues la gente les exige, sea como sea el toro, la gran faena que les vio hacer la última vez. Por eso recordamos haber oído pitar a los grandes ases que en el ruedo han sido, y no olvidamos aquel “¡Más cerca!” de un miserable que, en plena faena maravillosa de Manolete, hizo que el toro le atravesara la rodilla de una cornada. El toreo de El Cordobés es así; el de los otros grandes del arte puede diferir, pero sin que eso signifique que lo heterodoxo no es válido. ¡Pues nos habríamos lucido si en la pintura no se pudiera pintar más que como Murillo! Y no ocurriéndoseme más impertinencias por el momento, saludo a al afición de lo uno y de lo otro.
DI STÉFANO Y EL CORDOBÉS, 1964 / EDGAR NEVILLE
LAS TAURINAS DE ABC
EDICIONES LUCA DE TENA, 2006

Ignacio Ruiz Quintano