Follow by Email

domingo, 21 de julio de 2013

Domingo, 21 de julio

CON UN PITO A LA PLAZA

¿Y esos sujetos que premeditadamente llevan un pito a la plaza y se muestran furiosos con El Cordobés a la primera ocasión? Llevar un pito a la plaza es como meterse en el bolsillo un documento de identidad con una filiación vergonzosa. Si el torero era así en aquellos tiempos es porque los ganaderos criaban unas reses generalmente mansas, grandes y peligrosas para que, en vez de ser colaboradores del artista, como ahora, fuesen su acérrimo enemigo; para ellos era la dominación de la fiera, el alarde de fuerza lo que se iba a ver. 
DI STÉFANO Y EL CORDOBÉS, 1964 / EDGAR NEVILLE
LAS TAURINAS DE ABC
EDICIONES LUCA DE TENA, 2006

Ignacio Ruiz Quintano