Follow by Email

miércoles, 24 de julio de 2013

El toro fantasma de Gallito

Gallito con un novillo en Valencia, 1914

«Allá por los años 1916 ó 1917 la empresa de la plaza de Baeza avisó al fotógrafo Serrano para que fuera al cortijo La Abundancia con objeto de fotografiar, uno por uno,  los seis toros de Concha y Sierra que habían de lidiarse en la corrida de Feria por las cuadrillas de “Gallito”, Belmonte y otro espada. A los toros de dicha ganadería, por estar poco acostumbrados a la gente, solía resultar difícil sujetarlos y acercarse a ellos en pleno campo, pues al ver personas desconocidas, y tras el primer acto de extrañeza, momento que había de ser aprovechado rápidamente para disparar el objetivo, huían, se ocultaban entre la maleza o se arrancaban. Después de grandes apuros, Serrano sólo pudo obtener la fotografía de cinco toros, dando por terminado su trabajo. Se fijó, no obstante, en el tipo y el pelaje del que no hubo forma humana de captar, regresando a Sevilla con el pensamiento de sustituirle por otro parecido de los muchos que de la referida ganadería tenía en su archivo. Así lo hizo. Compuso los cartones con los seis toros y los envió a la empresa, suponiendo que nadie caería en la cuenta de que uno de los bichos no pertenecía a la corrida.

Al cabo de varios días se encontraron “Joselito” y el fotógrafo.

-Oye, Serrano, ¿sacaste tú los toros de Baeza?

-Sí, José, ¿por qué me lo preguntas?

-Porque cinco eran, efectivamente,  de la corrida.  Pero el otro no, pues ése lo maté yo hace tres años en Valencia…»

AREVA
_____
J. R. M.