Follow by Email

domingo, 19 de octubre de 2014

Sin ganar

La peña inglesa del Málaga
 Leal y valiente

Francisco Javier Gómez Izquierdo

No puedo disfrazar por más tiempo lo evidente, ya que por más que tiro de optimismo no veo equipo de fútbol en Primera División más incapaz que el Córdoba. Sólo me queda si acaso el Levante. Los jugadores de mi equipo son torpes en lo técnico y muestran cierta gandulería en lo físico, por lo que si no arreglan lo segundo no hay milagro que nos salve.

      La plantilla del Córdoba tendría un pasar sin sobresaltos en Segunda, pero no llegaría más arriba del cuarto o quinto puesto, porque en realidad, y que me perdonen los técnicos Cordero y el Chapi Ferrer, el equipo no se ha reforzado respecto del año pasado. Se fueron esforzados galeotes, nuestra virtud, y ha llegado una cuadrilla de promesas que no acaba de asentarse y que carece de calidad para jugar en Primera. Los dos o tres futbolistas que la tienen no saben jugar al fútbol en equipo, y que me perdonen otra vez el atrevimiento. Por ejemplo, Federico Cartabia, con nombre de aventurero ó descubridor de penínsulas, tiene un primer regate vistosón y diez peligrosos metros en carrera. Los rivales le han cogido el truco y como no ha aprendido a hacer más.... pues ahí se ha quedado nuestra estrella: derribado en falta al iniciar el sprint.

    Son ocho jornadas y los  entrenadores van mejorando imperfecciones y se van consolidando los equipos. Todos menos el Córdoba, que lo mismo un titular va el domingo siguiente a la grada que de la grada pasa directamente a la titularidad. No sabe si jugar directo o combinando... y, en fin, todas esas teorías técnicas tan confundidoras. Está inseguro Ferrer. Confundido y puede que desesperado porque busca y no encuentra jugadores de Primera entre los suyos. Si acaso dos: Ghilas y Cartabia.
      
El Málaga nos dio un repaso de aquí te espero y no coló más goles porque Dios no quiso.El portero  Kameni no fue molestado en todo el partido. La defensa, a la que veía un servidor vulnerable por el centro, pasó una noche otoñal de absoluta placidez, y Camacho, Recio y Samuel el mayor (faltaba Darder y el Mágico Duda) se comieron nuestro centro del campo. Arriba, Amrabat pudo con toda nuestra defensa. Samuel el menor disfrutó como en el colegio y Juanmi pareció volver a sus gozosos diecisiete años. Buen futbolista Juanmi. Aún es muy joven y le riñen los compañeros si intenta un regate de más, pero cuando pierda el respeto entrará en la subasta de los grandes. Estuvo bien el Málaga, pero es que nosotros estuvimos catastróficos. Y encima nos veía toda España.
    
En el Bernabéu, ante un Madrid ganable, el público merengue nos aplaudió. En Valencia, la afición de Mestalla cantó “el Córdoba es de Primera”. Los comentaristas de las teles tienen mucha comprensión con nuestras carencias.... pero lo que ya me ha matado definitivamente es ese “Córdoba, Córdoba” que gritó la escasa afición malagueña en el minuto 85 para que el público de El Arcángel aplaudiera agradeciendo la caridad. Ese canto solidario a mí me suena como a un sentido pésame, a un no había mas remedio, a un donde no hay no se puede sacar, un visto lo visto estáis por aquí de paso.

   Lo peor es que van a tener razón.