Follow by Email

sábado, 17 de mayo de 2014

La jueza y Doña Maleni


Jaén, en la Junta, un clan
“Líder” en el box



Francisco Javier Gómez Izquierdo

   La jueza ha llamado a los  presidentes de cajas andaluzas -otros los dicen banqueros-, y es diligencia que uno echaba en falta, pues a nadie se le escapa que desde esos mostradores entraban y salían los millones. Desde los altivos despachos de la Junta a las Cajas y desde las Cajas a los portadores de cheques, contratos y papeles con membrete identificativo.

      Es aburrido hablar de los Eres, los cursos y el politiqueo de este virreinato. Muy aburrido. Personalmente ya ni hago caso, pero como quiera que la jueza ha plantado cara a doña Maleni  y le ha preguntado por sus pertenencias, he creído que detrás de ella venían los colaboradores necesarios. Los que tuvieron la IDEA, que al final es una agencia desde cuya cúpula se decidían los repartos.  Doña Maleni se “llevó al lego” -permítaseme la parla hampona- las cajas del virreinato y con las que no pudo ni por las malas, las intimidó con costosas  querellas y denuncias que perdía como no podía ser de otro modo, ante los tribunales. Al presidente Chaves aquellos arrebatos judiciales perdidos de antemano le costaron muchos dineros -en realidad pagaron los andaluces- y se comentó que como el presidente Zapatero necesitaba mujeres gobernantas, ofreció la cabeza de su malagueña más hechicera que salerosa e infatigable viajera, capaz de arruinar una compañía aérea sólo con el coste de sus viajes. Están documentados más de 400 billetes en vuelos de Aviaco gratis total para ella y su parentela en el rato que mandó en los aviones del Sur. En la prensa sale estos días otra millonada indecente despilfarrada en su ministerio haciendo un tren hasta Barcelona...¡¡y el personal se hace el extrañado con los antecedentes de la señora!!

     Doña Maleni tiene temperamento de faraona, creencia absoluta de que puede disponer de cuanto dinero quiera y repartirlo como lo considere oportuno a quien le salga del moño. Por eso siempre exige, como mujer, colocación donde se apilan los euros y por eso tiene lo que tiene. Según la jueza hasta una cuenta en Luxemburgo, y según el Melones, un “charlé en Madelmádena”.
     De todos modos, y siendo Doña Maleni una de las personas más poderosas que ha habido y aún hay en Andalucía,  a los nativos y a mí mismo nos falta uno. Bajó de Despeñaperros y a su nombre temblaba el mármol de San Telmo: “... no se movía un papel sin que él lo supiera”.  La jueza dirá.