Follow by Email

jueves, 6 de junio de 2019

San Isidro 19. Garcigrande en la Primera Plaza de Pueblo del Mundo


Fotos de Andrew Moore

Los toros indultados. al volver al campo,
 tienen una actitud arrogante, porque ellos mismos se saben héroes
Justo Hernández

Guernigrande

Ginés Marín, de teja y plata
Estocada (oreja)
Pinchazo y estocada (petición y vuelta)


Si Ginés Marín llegar a salir por la Puerta Grande
 hubiera sido una flagrante injusticia
(Antonio Lorca) 

El presidente, con toda la razón, le negó la oreja del sexto toro,
 de encastada nobleza, al que le hizo una labor intermitente,
 de escaso mando y al que mató mal 
(Antonio Lorca)

Unas bernardinas finales exaltaron los ánimos
 y la gente pidió el trofeo. La petición se ralentizó porque los mulilleros
 remolonearon -no se sabe si con intención- en exceso,
 y el asunto acabó en bronca gorda al palco y dos vueltas.
 Un gran ridículo de esta plaza, convertida en un salón de folclóricas.
(Antonio Lorca)

Sebastián Castella, de tabaco y oro
Dos pinchazos, otro hondo y descabello (silencio)
Media estocada en los bajos (silencio)

Al torero francés se le vio cansado, desganado, indolente
(Antonio Lorca)

Álvaro Lorenzo, de tabaco y oro
Pinchazo y estocada. Aviso (silencio)
Dos pinchazos y estocada (silencio)

Lorenzo pasó por Madrid sin dejar recuerdos...
(Antonio Lorca)

...lo que no es preocupante para su inmediato futuro

Ay, Jesús