Follow by Email

jueves, 23 de julio de 2009

LECTURA PARA EL VERANO

Sobre la literatura de evasión, este post de Pepe Cerdá:


"Una mujer madura pertrechada con ropa y complementos de jugadora de golf se dirige a un hombre de su misma edad:

"–¿No juega usted al golf?.
"– No señora. Yo todavía follo.

Algo de esto pasa con la afición a la lectura. Se lee para no vivir. Para vivir los asuntos de otros como espectador. Para no correr riesgos. Para llenar las innumerables y tediosas tardes a las que nos condena el confort y el alargamiento de nuestra esperanza de vida. Para no mirarnos cara a cara a nosotros mismos. Leer para evadirse, sobre todo cuando se es joven, no deja de ser una cobardía.Nada está más sobrevalorado en nuestra cultura que la afición a la lectura. Ni el Lute ni el Vaquilla leían. Nadie que viva trepidantemente lee novelas."

(Publicado en http://pepe-cerda.blogia.com, el 9 de Abril de 2009)


A pesar de los pesares, y para los lectores recalcitrantes, ahí van dos propuestas estivales:

Vía José María Moreno Bermejo:

"Queridos amigos:No sé si a vosotros os pasará igual que a mí, pero el hecho es que he tenido gran satisfacción al comprobar que la Biblioteca Nacional ya ha terminado de digitalizar la revista: 'El Toreo', que abarcó una gran época, desde 1874 al 1927; 54 años de historia de nuestra Tauromaquia. Recordemos que ya estaba en el portal de la BNE 'La Lidia', otra gran revista adorada por todos los bibliófilos taurinos. Está en proceso de digitalización la que puede considerarse como la primera revista taurina de larga duración: 'El Enano', con lo que tendremos a nuestro alcance prácticamente toda la historia escrita de nuestra querida Fiesta desde mediados del siglo XIX hasta, casi, la inauguración de Las Ventas.Si alguno tiene interés en la localización de ambas revistas en el portal, le recuerdo: www.bne.es. Ver: 'Catálogo'. Ir a Hemeroteca Digitalizada y solicitar listado general. Luego, eligiendo la letra: 'L', vemos 'La Lidia'; en la 'T', 'El Toreo'. En la página de inició pinchar en: 'Mostrar ejemplares', y a partir de ahí se pueden ir viendo los números por orden cronológico. Si desea uno ir a un ejemplar de, por ejemplo, el año 1896, calculáis en que página puede estar interpolando el total entre los años de publicación, contando 10 ejemplares (aproximadamente) por página; el número resultante se pone en la rejilla correspondiente y se da al intro. Para vuestra información, yo estoy imprimiendo 'El Toreo', pues en revistas originales no tengo nada más que 12 años de dicho título; me gusta el papel para la lectura y la búsqueda de datos de esos años. Además, siempre nos queda el PC. También imprimí 'La Lidia', pues aunque la tengo en original, dado que el papel en que está impresa es tan delicado, cada vez que tengo que abrir un ejemplar 'extraordinario', me da en el alma la fatiga a la que someto a tan linda revista. Impresa y encuadernada, es una delicia visitarla sin riesgos de deterioro."

Y vía Ricardo Bada:

"Por primera vez en la historia, la Unesco ha puesto en línea una Biblioteca Digital Mundial (BDM), de acceso gratuito, para mostrar y explicar en siete idiomas las joyas y reliquias culturales de todas las bibliotecas del planeta. La BDM no ofrecerá documentos corrientes, sino 'con valor de patrimonio, que permitirán apreciar y conocer mejor las culturas del mundo'. La Biblioteca Digital Mundial ya está disponible en Internet, a través del sitio www.wdl.org . El acceso es gratuito y los usuarios pueden ingresar directamente por la Web, sin necesidad de registrarse. Entre las joyas que contiene por el momento la BDM está la Declaración de Independencia de Estados Unidos, así como las Constituciones de numerosos países; un texto japonés del siglo XVI considerado la primera impresión de la historia; el diario de un estudioso veneciano que acompañó a Fernando de Magallanes en su viaje alrededor del mundo; el original de las 'Fabulas' de Lafontaine, el primer libro publicado en Filipinas en español y tagalog, la Biblia de Gutemberg, y unas pinturas rupestres africanas que datan de 8.000 A.C.Este proyecto no es un simple compendio de historia en línea: es la posibilidad de acceder, íntimamente y sin límite de tiempo, al ejemplar invalorable, inabordable, único, que cada uno alguna vez soñó con conocer."