Follow by Email

domingo, 15 de diciembre de 2013

Y el Barça ¿qué?

  San Andrés 75/76:
 Comas, Rodri, Moya, Curta, Paquito y Tovar.
 Agachados: Serena, Martí Filosía, Garrido, Ángel (jugó en el Madrid) y Pardo


Francisco Javier Gómez Izquierdo

 Los sediciosos catalanes que se han juntado en cuadrillas –en el Código penal, agravante cuando son más de tres– con ánimo de delinquir, son gentes de poco pensar y de mucha torpeza argumental en la justificación de sus delitos, pero como España es nación poco respetuosa con las leyes y muy dada a compadecer a según qué tipo de delincuentes,  por ser sus gobernantes de natural pusilánime, cortos en educación y ahítos de falsa ilustración, es posible que los generales de la Generalitat se lleven de Madrid, España para el nacionalismo catalán, los dineros que no tiene.
      
Mas, Junqueras, el gañán de la sandalia... confunden España con Madrid porque siempre han creído en su necedad que el catalanismo es un continuo Barça-Real Madrid en el que siempre arbitra Guruceta... y Muro y en un alarde de incontinencia cleptómana pretenden ganar el encuentro por incomparecencia. A estos filibusteros habría de responderles el Estado –¿está aceptado en España el federalismo para preguntar Cataluña como pregunta?– conforme al sentimiento andaluz y de acuerdo con el Derecho, proponiendo el referéndum desde El Ejido hasta Finisterre y esperar el escrutinio. La pesadez de los cuadrilleros en su monotema y el odio que demuestran produce un aburrimiento tan insoportable que los jienenses, sevillanos, gaditanos, cordobeses... están decididos a mostrarles la puerta de salida con la condición de que no vuelvan:

      -Y el Barça contra el San Andrés.
    
Ésa es otra. ¿Qué pasaría con el Barça? ¿Se puede entender Cataluña sin que el Barça juegue contra el Real Madrid? ¿Tendrá el Real Club Deportivo Español que cargar con culpas ancestrales? Uno de los mayores errores de la directiva del Barça, en la que anduvo ese Sobrequés traganóminas desde tiempos del alcalde Porcioles, ha sido vestir a Messi como si jugara con el San Andrés. Creyendo hacer patria han confundido al aficionado culé de provincias que no quiere entender de política y entre los más viejos de la peña blaugrana de Posadas ha causado tanto malestar querer imitar la indumentaria de Martí Filosía, que están tentados de cambiarse al Betis. Con la  independencia huirán Messi, Neymar e incluso Piqué... No pisarán Barcelona más Maradonas y no habrá millones que enajenar a la Hacienda española. La hacienda será catalana y “la pela es la pela”, honorable Mas. Con la pela pública tendrá que vivir usted, y colegas suyos como el de la sandalia o el remalo Tardá. Messi y Piqué están más por los euros y los dólares.

       En fin.... quédenos  claro que este sindiós independentista propuesto por gente sin educación, sin  modales y sin conocimiento es un delito y que el Barça ha entrado en la categoría penal de colaborador necesario, por lo que el empequeñecimiento del club que empezó vistiendo como equipo de pueblo modesto, puede acabar en un Nástic de Tarragona-Barça decisivo para el campeonato de Liga. Con la tevetrés por testigo, por supuesto.