Follow by Email

domingo, 15 de diciembre de 2013

En la muerte de Peter O'Toole


Van desapareciendo los mejores. Dios elige bien. Y se va quedando uno solo como en una selva en la que no dan sombra los árboles. Todavía no son las diez. Tengo mucho plomo en el corazón para correr hacia su casa. No llegaría nunca. Además, no quiero. No quiero saber nada. Ni que se ha muerto.

César González-Ruano
Noviembre de 1958