Follow by Email

jueves, 23 de mayo de 2013

Jueves, 23 de mayo

CAGANCHO EL BUENO Y CAGANCHO EL MALO

Cagancho el bueno. Hay dos Caganchos. ¿Quién te talló? ¿Quién te talló, que en un momento de descuido abandonó la tarea a un aprendiz? Segundo toro de D. Graciliano. Bravo, un poco más apagado que el anterior. Cagancho el bueno. El que liga los pases naturales con los de pecho, cargando mucho la suerte, mucho, mucho, mucho, con un estilo impecable. ¿Quién te talló? Y luego del clasicismo en el arte de torear, el clasicismo en la escultura cuando la mano derecha juega con el toro. Emoción. ¿Por qué emociona la silueta más que el peligro? No lo sé; pero los ojos se emocionan. Estocada. El toro no cae. Estocada algo pasada de defecto más lento. Intentos de descabello. Certera, tardía. Petición de oreja. No se concede. ¿Cuenta el descabello algo en las faenas? Me acordé de aquellas revistas antiguas; el puntillero a la primera.
Cagancho el malo. El que se ve del lado que retocó el aprendiz. Qué imperdonable descuido el del escultor. El Cagancho del quinto toro. ¿Por qué no le quiso ver? Señalemos el caso: no le quiso ver. Al matar asoma el estoque, mal dirigido en la huida. Qué lado tan feo éste que talló el aprendiz. Qué lastima; figura incompleta. Otra vez el estoque asoma. Cagancho el malo
.
¿DÓNDE ESTÁ EL NOVIO?, 1928 / GREGORIO CORROCHANO
LAS TAURINAS DE ABC
EDICIONES LUCA DE TENA, 2006

Ignacio Ruiz Quintano