Follow by Email

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Córdoba copero

Sebastián Dubarbier.
Zurdo sin catalogar
 
Francisco Javier Gómez Izquierdo

 El Córdoba es un 2ª copero. Uno de los pocos equipos a los que le es rentable esa Copa clandestina jugada a deshora y tabicada cada temporada para que a la final lleguen los grandes. Pasarán muchos lustros hasta que el Córdoba huela una final, pero llegar a cuartos es como ganarla por lo que la afición anima y abraza a sus héroes, consciente de sus limitadas habilidades y la pobreza que han de disimular ante los nobles del negocio.

       En la Copa que ganó el Dépor, el Córdoba debió jugar la semifinal, pero un Figueras sorprendente destruyó a zurdazos los delirios de Rafael Gómez “Sandokán”. El año pasado, el Español estuvo contra las cuerdas, pero uno de esos porteros extravagantes que suelen acomodarse en El Arcángel nos dejó con un palmo de narices. Igual que hace dos años -puede que sean tres-, Jonathan Sesma pareció meter una mano a propósito en el último segundo en busca de un penalty asesino. Sesma era delantero nuestro y se puso a defender un saque de esquina bailando una jota canaria. Otra año nos eliminó un gran Betis con un golazo de tacón de aquel Fernando tan indolente como buen futbolista. Y en fin...
      La Real, que nunca ha sido club copero, como teníamos pronosticado, ha mordido los charcos de Anoeta ante un Córdoba de jugadores suplentes que se ordenan mucho mejor que los titulares. El pelirrojo Alberto es de esos porteros palomiteros incapaces de solucionar el problema de los balones cruzados. Un tipo que vive en la raya de la portería y que cuando se decide a salir es para hacer el ridículo. Por eso no sale nunca. El pelirrojo Alberto es el titular en la Liga y más de la mitad de los goles encajados se deben a su demoníaca presencia. Saizar no es cosa del otro mundo, pero es serio y además es vasco, que cuando uno era muchacho aprendió que era la primera condición de un guardameta. Saizar parece serio en el campo y da tranquilidad a su defensa, que en Copa es muy equilibrada. El entrenador Bergés no ve a Kiko Olivas capacitado para central porque es de natural tímido y depresivo ante el fallo, pero somos muchos los que creemos que debe jugar siempre. Aunque falle. Es joven y hay que convencerle de que es una de las piedras en que se asienta el futuro. Fuentes es el lateral izquierdo, por mucho que el míster quiera que Dubarbier haga de lateral y de extremo. Dubarbier es un anarquista que no sabe defender y hace mucho más daño si corre menos. Véase el golazo de hace una hora a Zubikarai. Abel también debe jugar los domingos con Caballero... y López Garay. Movible es  Fede Vico, juvenil aún... López Silva, con la clase atascada y los puntas Renella, Patiño y Joselu, tres incansables gladiadores a los que perdonamos sus carencias viéndolos batallar contra gigantes.  
      
El caso es que hemos dado un repaso a la Real y  estamos dispuestos a amargar el año al Barça. Tito va a tener que sacar a Messi, además de para sus particulares records para no llevarse un disgusto, para aliviar las arcas de nuestro club y para que el presidente González, el del vídeo haciendo califa al Rey, explique al mundo su sueño, que no es otro que ser presidente del Real Madrid.
     ¿Recuerdan a Martínez Laredo en el Burgos?

Córdoba 2011-2012 en el puente romano