Follow by Email

miércoles, 28 de diciembre de 2011

Botella

Carrera de San Jerónimo
Guardia civil lustrando los cascos de su caballo
en el día de la toma de posesión de Botella

Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Navidades con sol en Madrid, que estrena legislatura (la décima, y no miramos a Jesús Posada, sino a José Mourinho) y alcaldesa.

Presidente número 6 en La Moncloa, y en la Casa de la Villa, que ahora es un hangar zen en Cibeles, alcalde número 6, que es alcaldesa.

De Pepe Botella (bastante mejor “alcalde” que el tercer Carlos) a Ana Botella.

Y así andaban todos ayer, de bien vestidos y bien contentos.

Los andaluces tenían dos cumbres para estrenar traje (que José Tomás nos perdone) o zapatos: Corpus y Navidad. Las dos “cuaresmillas”, en la guasa de los matarifes, que explicaban así cómo para darse el capricho se lo quitaban de carne.

Ante el “revival” de Arniches en los quioscos con los trajes de Camps, me vino a la cabeza un francés que, al escribir sobre los orígenes de la sastrería, decía que, cuando Adán inventó la hoja de parra, Eva, muy mosqueada, le amonestó:

Adan, vous me cachez quelque chose!

En el traje de Rajoy y en los zapatos de Botella he visto yo las dos cuaresmillas que nos esperan a españoles y madrileños.

Pero hay que decir que, para cuaresmilla, donde esté una mujer que se quite todo. Ellas nos sacaron de una posguerra española y dos posguerras europeas, confirmando la hipótesis de un amigo que va por el tercer divorcio: todas las mujeres son la misma.

Serás mejor alcalde que Gallardón –dijo Cobo a Botella.

Yo también lo creo, como creí que Gallardón era la catástrofe vaticinada por los mayas.

(...)

Seguir leyendo: Click