Follow by Email

martes, 28 de diciembre de 2010

Sobre la invención del tancredismo y otras suertes


-Ildefonso García, aquí en México -año de 1839-, se montaba sobre el astado y de espaldas a los pitones, iba recorriendo el lomo, hasta colocarse cerca del testuz, para cruzar los pies debajo del pescuezo de la res, resistiendo así los derrotes hasta cansar al astado y poderse desmontar...

-No fue don Tancredo López, en España, el que creó la suerte de esperar a pie firme e inmóvil a un toro, sino que el tabasqueño José Vázquez -al que con cordialidad costeña llamaban "Don Pepe"- inventó realmente la suerte...

En La Aldea de Tauro