Follow by Email

martes, 26 de enero de 2016

Primera vuelta en Segunda

Florín Andone

David Rodríguez


 Francisco Javier Gómez Izquierdo

        Se ha disputado la primera vuelta en Segunda División, y como ya es tradicional en las últimas temporadas el clasificado en decimoctavo lugar sigue aspirando al ascenso. Lo acaba de decir Fernando Vázquez, un entrenador que incomprensiblemente estaba en el paro, recién llegado a Mallorca y que se ha encontrado a su nuevo equipo a 15 puntos de la cabeza. No desvaría nuestro gallego saltarín, dicho sea con todos los respetos. Una racha de cuatro encuentros ganados te torpedea hacia la cabeza, y de cuatro perdidos, por muy arriba que estés, te hunde en la miseria.

     En Segunda división el fútbol escasea y los partidos suelen decidirse en un córner, una falta, por errores incomprensibles o por el arrebato de uno de esos árbitros con ínfulas de prosperidad que para hacerse notar expulsa a dos o tres jugadores de un mismo equipo. Uno de los ejemplares más destacados de esta especie se llama Dámaso Arcediano Monescillo,  del que un conocido de Puertollano me pidió opinión por ser amigo de la familia. ¡Qué arbitrajes se ven en 2ª!
     
 ¿Qué podemos destacar en esta primera vuelta? Pues que el Alavés de Bordolás parece el equipo más aplicado en estrategias, en las que destaca sobre todos sus futbolistas Dani Pacheco, un zurdo extraordinario al que el Liverpool fichó de niño y que no entiendo cómo no sirve a mejor amo. En el Alavés destaca también Toquero, para que se hagan una idea del panorama. Luego estamos nosotros, el Córdoba, al que no acabo de ver, pero lo cierto es que no perdemos comba. Dependemos de Deivid, un central canario, que se nos ha hecho imprescindible. Si falta, perdemos. Arriba tenemos un artista llamado Fidel y el tío más bregador que se pueda uno echar a la cara, Florín Andone.

A Osasuna tampoco lo veo con méritos y mimbres suficientes, a pesar de contar con quizás el jugador más completo de la categoría, Roberto Torres, pero como quiera que a los pueblos de Madrid, Leganés y Alcorcón, los he visto jugar con más sentido que al resto de los veintidós, no me extrañaría que a final de temporada un nuevo club pisara la gloria por primea vez. Campaña, todo un lujo de centrocampista, y David Rodríguez, aquél que asomara como el nuevo Scheschenko, y que, por cierto, no es tan mayor, han convertido al  Alcorcón en un equipo que da gusto verlo. El Leganés es un Bilbao Athlétic en Madrid, donde el bonaerense Szimanovsky me tiene maravillado. Fallan mucho fuera de casa, pero todo está en que los dos se lo crean.

         Al Oviedo lo miman mucho. Los periodistas y los árbitros. Sus mejores hombres, Vila, Koné, Toché y sobre todo Susaeta, creo que no jugarían en ningún Primera, pero cuando veo tanto elogio empiezo a dudar de mi criterio. En el Elche ha explotado Sergio León, un mozo de Palma del Río que las mete hasta con las orejas, pero la plantilla está muy coja y tendrá que ceder el paso al Valladolid del paisano Portugal, que viene empujando con futbolistas de categoría como el veloz Mojica o Manu del Moral. que en la última jornada nos coló un gol de los clasificados artísticos, o a un Numancia triste y previsible en el que debo señalar al gemelo Valcárcel, que juega de lateral izquierdo. Es fichable por escasez de especialistas y haber demostrado solvencia. ¿Y el Mirandés? El equipo capaz de cualquier cosa y al que todos los aficionados respetan con el entrenador más serio y formal y del que me gustan Néstor Salinas, Eguarás y el portero Raúl.
      
Lugo, Zaragoza, Girona, Ponferradina  y  Tenerife tendrán días mejores, pero les cuesta mucho hacer gol y no los veo capaces de sumar de tres en tres. Al Almería yo lo veía subiendo a Primera, pero ya ha entrado en una situación de pánico tan desesperada que la Directiva ha fichado a Gorosito, un argentino que parece andaluz y flamenco y que me da que engaña hasta en las apariencias. Veremos si al final no tiene que arreglar el asunto cualquiera de los Franciscos olvidados.

Al Mallorca, en vez de Del Piero, ha llegado Fernando Vázquez, que es toda una garantía, mientras que en Albacete, Huesca, Llagostera y Bilbao Athletic han comprendido que donde no hay no se puede sacar.

   De los catalanes, el Nástic está arriba, donde le correspondería al Gerona, mientras que los gerundenses ,que de chiripa no están en Primera en vez del Spórting,  no han salido de su particular pesadilla de fin de temporada.

     No sé... No veo nada claro. Si acaso al Alavés arriba y al Bilbao Athlétic y Llagostera descendidos, pero ya se sabe que no hay competición más emocionante que la Segunda División y es en ella donde disfruto todos los fines de semana.