Follow by Email

jueves, 23 de enero de 2014

Pasión bíblica y aborto pasionario

(Colección Look de Té)

Jorge Bustos

Pero la más dura fue de nuevo Elena Valenciano, que es el mejor ariete parlamentario que tiene el PSOE y borda con soltura un remedo de pasionaria cañí y temible:

¿Qué necesidad había de añadir sufrimiento a las mujeres, señor Gallardón? Ha ido usted a por la libertad de las mujeres, pero no sabíamos que llegaría tan lejos. Su gusto por epatar le va a costar muy caro. Cuídese de algunas compañías. Está usted atrapado. Las mujeres éramos libres hasta que llegó usted. Escuche mi consejo: guarde en un cajón esa ley y saque otra para proteger a las mujeres asesinadas, seis en lo que va de año, de las que usted se despreocupa...
 
Y así. Sin pararse a respirar. Sin titubeos ni anacolutos, sin piedad por el matiz ni miramiento hacia el rigor. Y a esta señora, la única en un PSOE desleído capaz de articular un lenguaje mitinero de implacable color rojo, no la quieren considerar para las primarias por su fidelidad otoñal a Rubalcaba. Allá ellos.

Lectura completa: Click