Follow by Email

domingo, 12 de enero de 2014

¿Arde París?


Los violentos, que tapaban sus rostros con bufandas, capuchas y que, para ocultarse, elevaban hasta la altura de los ojos un pancarta con el lema ‘La calle es nuestra’. Proclamas como Este bulevar lo vamos a parar, Detenidos libertad y Ese agujero lo vamos a tapar fueron las consignas más repetidas por los asistentes a la protesta. Los grupos radicales se hicieron fuertes en la zona de Grandmontagne y de ahí extendieron los actos vandálicos hacia el entorno de la Casa de la Cultura de Gamonal, el Pueblo Antiguo y Eladio Perlado. Ese fue el momento que más nerviosismo generó y fue a partir de ahí cuando las detenciones se empezaron a suceder.