Follow by Email

viernes, 21 de diciembre de 2012

The day before we all die


 Ya va a hacer un año de mi reunión con la prensa deportiva del Madrid
@Jarroson

20 de enero del año 2012
Realidad 2. Los periodistas se van a casa atónitos, clamando, “indignidad eterna” . El 21 de enero, Diego Torres y Santiago Segurola publican en el blog del Col.legi de Periodistes de Catalunya un artículo sobre la pérdida de señorío del Real Madrid desglosada en varios episodios, 1. la presentación de Mourinho, 2. El despido de Valdano, 3. El 4-3-3 contra el Barcelona, 4. La retirada prematura de Alves y Messi del fútbol, etc… Así hasta el 20 de enero. El artículo se titula, Real Madrid, uno, grande y libre, y lleva la foto de Florentino y Mourinho. El artículo es brillante, y habla de lo bien que nos iría en el Club con gente digna como Ginés Carvajal, Raúl y Ramón Calderón. Segurola escribe unas páginas tan excepcionales que la UNESCO y el Vaticano deciden adjuntarlas al Nuevo Testamento a modo de epílogo. Se habla de la dignidad humana, de la decencia moral y del arte. PRISA recoge el artículo y lo pasa para que las firmas más prestigiosas de ‘el país’ alarguen el grito antifascista contra el nazi Florentino Pérez. Firman Alejandro Sanz, Lobo Carrasco, Ana Belén, Sabina, Rubén Uría, Rosario, Manu Carreño, Juanma Castaño, Paco García Caridad, Roberto Morales  y otros 3.000 intelectuales españoles. La UEFA decide quitar las Copas de Europa al Madrid e insta a los componentes de la quinta del Buitre, con Sanchís y Míchel a la cabeza, a tomar las riendas del Club, por el bien de la humanidad. Sanchís ejerce de Presidente, Míchel de Entrenador, Butragueño de manager general, Martín Vázquez de Director de Comunicación y Pardeza de lo mismo de lo que está ahora, quién coño sabe. La primera decisión del Presidente es hacer Presidente Honorífico a Ramón Calderón. El Madrid recupera la gloria con la consecución de dos nuevas Copas del Rey y tres Carranzas consecutivos, vuelve a llenar los campos de Alicante en verano y, -hecho histórico-, es invitado sin ninguna condescendencia al Joan Gamper, en un reencuentro histórico posible gracias a las buenas relaciones de Casillas con Xavi Hernández y la plana mayor de internacionales españoles del FCB. Además, el Real Madrid tiene un maravilloso detalle con sus socios y fleta dos flotas enteras de autobuses Gómez al Nou Camp, para aplaudir en directo a los jugadores de la selección (no importa de qué equipo) y pitar ‘in situ’ a los portugueses del Real Madrid. El Barcelona se dejá empatar el partido a 2, aunque se lleva el trofeo en los penaltis y los dos equipos se hacen un pasillo mutuo. Los internacionales españoles, con Casillas a la cabeza, hacen un Castell en símbolo de buenas intenciones y al día siguiente, en el_pais, Diego Torres entrevista a Sanchís, que satisfecho, afirma, “hemos recuperado la dignidad,  nuestros valores, el señorío, y al fin hemos conseguido hacer olvidar la afrenta de Pepe.”

Lectura completa: Click