Follow by Email

miércoles, 26 de diciembre de 2012

Macario ha vuelto

Macario

Hughes

Telecinco entregó su Nochebuena a José Luis Moreno, como quien deja las llaves del piso el fin de semana. Sus galas tienen algo reconocible, un clasicismo. Los escenarios respiran aire setentero y el público recuerda al de los programas de Íñigo. Fue la gala en que reapareció Macario, cuyo espíritu sobrevive en el Amador de Lo que se avecina y en el señor Martínez Pujalte. Tiene los mismos pelos en las piernas, pero hasta Macario ya parece menos hombre. Le tiró los trastos a Paz Padilla, quizás por aparentar, y luego arremetió contra la burocracia europea. Tras la aparición de Moreno y su alter ego (la relación con Macario es rica en lecturas), la noche la guiaron Paz Padilla y Joaquín Prat Jr, que es un presentador consorte, al que le va naciendo una vis cómica al estilo del mítico Ramonchu, pero con cierta (remota) galanura de cuando Andoni Ferreño. Él permanecía sentado en un sofá como el de Ana Rosa (su programa es, ante todo, una manera de sentarse en el sofá), pero al lado no estaba ella, ni el atildado Màxim, sino la otra cara de la cadena, el escote de Paz Padilla, quizás la primera concesión de Telecinco a la estricta heterosexualidad desde las Mamachicho.

Seguir leyendo: ABC