Follow by Email

jueves, 14 de enero de 2021

Punta amada


Luis Ciges

 

Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    A Luis Ciges, el cómico pasmarote de Berlanga, sobrino de otro pasmarote nacional, Azorín, le fusilaron al padre en la guerra, y a él lo recluyeron con su madre en un convento. Un día me citó para una entrevista en el “Oliver” de Conde Xiquena y allí, de cháchara, echamos la noche, donde Ava Gardner (cuando “en Madrid, si conoces la ciudad, la noche no acaba nunca”) echara alguna nochevieja.


    –En Alicante nos miraban mal porque nos habían fusilado al padre. Y acabé en la División Azul. Me pegué un año entero en el frente ruso. Luego me relevaron por no dar la edad. Me vino el “mal de guerra”, la crisis, la fiebre... Yo con fiebre, y al lado estaban componiendo con un acordeón el himno ése de “Gibraltar, Gibraltar”
   

 ¡Adelante, por España!, / que si en Rusia ya triunfó mi División, / no es bastante nuestra hazaña, / si es inglesa la bandera del Peñón. / ¡Gibraltar!, ¡Gibraltar! / punta amada de todo español.
    

Recuperar la soberanía sobre la “punta amada” fue la gran promesa, que yo la oí, del felipismo en el balcón del Palace cuando el 82, pero estamos en el 21, año del Brexit, y el soberano (¡el que decide la excepción!) es… Boris Johnson.
    

Que los conservadores vayan a España, le den palmadas en el hombro a Carrero y visiten las bodegas de Jerez no anula un hecho fundamental: ellos no devolverán Gibraltar… ¡jamás!... a nadie –avisaba, desde Londres, Felipe Mellizo, en los 60.
    

Ahora que María Aránzazu toca en la falda del Peñón el acordeón que en Rusia oía Luis Ciges, vemos lo bien que Gracián explicó el “Gibraltar, Gibraltar” en su “Criticón”:
    

–Visto un león, están vistos todos, y vista una oveja, todas; pero visto un hombre, no está visto sino uno, y aun ése no bien conocido
    

Nota de mi "ladino profesor" para que María Aránzazu la deslice bajo la servilleta de Boris: “Cuando un soberano carece absolutamente de contrincantes, ya no es soberano. La monarquía inglesa es indiscutida porque no es soberana. Un soberano ‘hors de concours’ es un soberano ‘honoris causa’”.

[Jueves, 7 de Enero]