Follow by Email

jueves, 30 de agosto de 2018

Argumentos



Ignacio Ruiz Quintano
Abc

    La decadencia del respeto se aprecia en la degradación de los argumentos. Nos pastorean con lógica de pata de ganso.

    –El hombre tiene dos piernas, por consiguiente todo lo que tiene dos piernas es un hombre, luego el ganso es un hombre.
    
Y lo que al portentoso Lope valió para el teatro (“Y escribo por el arte que inventaron / los que el vulgar aplauso pretendieron, / porque, como las paga el vulgo, es justo / hablarle en necio para darle gusto”), vale al Nobel Vargas para la Iglesia y… ¡el aborto!:
    
Una institución objeto de revelaciones tan horrendas como el abuso sexual de niños y jóvenes por parte de sus propios religiosos, debía ser menos intolerante e inflexible sobre un tema tan doloroso como el del aborto.
    
La socialdemocracia es el relativismo, para cuyos adeptos todo es relativo… menos que todo es relativo. También el aborto, que, según una ministra zapateril, “es igual que ponerse tetas”.
    
Stevie Wonder culpó en la CBS al calentamiento global por el cáncer que mató a Aretha Franklin, proposición que, siguiendo la misma lógica de pata de ganso, parece el corolario ideal para la teoría de Gloria Steinem, según la cual el cambio climático es consecuencia del “parto forzado” y las restricciones… al aborto. El éxito de estas explicaciones está en que, como ocurre con las filosofías de la historia, un simple oye a Steinem, a Wonder y al Nobel Vargas y se dice: “¡Por fin lo entiendo todo!”
   
 ¿Qué tiene que ver la pederastia (por cierto, homosexual) de los eclesiásticos con la doctrina de la Iglesia sobre el aborto? ¿Por qué las “creyentes” que no abortan deciden obedecer a la Iglesia sólo en ese punto?

    –¿Por qué fue ese tratado el primero que decidieron respetar? –preguntaron al prisionero Ribbentrop, que justificaba su declaración de guerra a América por su tratado con Japón.
    
En cuanto a la mujer condenada por pobre a “ser sólo un ser ancilar”, la verdad es que los países nórdicos siguen encabezando la lista de mujeres muertas por maltrato.