Follow by Email

domingo, 2 de diciembre de 2018

Un Córdoba resignado al sacrificio

El sarcófago de Medea


Francisco Javier Gómez Izquierdo

        La otra tarde, ordenando unas cajas que tengo detrás de otras cajas de folios en los que se apilan los Don Balones apareció una cinta de cassette todavía viva que se grabó en junio del 78 y en la que Pik pone voz a Jasón y Melquiades a Medea. Yo era el coro. ”¡Qué cosas más raras hacíamos hace 40 años!”, me dije, intentando imaginar cómo serían aquellos trágicos peplos que se regalaban como venganza y qué peligrosas las artes hechiceras. El más que probable descenso del Córdoba a 2ªB nunca alcanzará la categoría de tragedia griega, que sí se catalogaría en el fútbol argentino en las mismas circunstancias, pero el peplo envenenado de Medea a su rival en el tálamo podría ser aquel ascenso de hace cuatro años que con tanta euforia se celebró y que tantas pústulas fue dejando en la anatomía del Córdoba. El club se vistió de boda cuando aún no había hecho la primera comunión -permitan la católica comparación, pues uno viene de donde viene- y no sólo el traje sino las aptitudes con pe, las obligaciones y  comportamientos fueron vergonzosamente desastrosos.  Se ascendió sin merecerlo y ya se sabe que cuanto más alto se sube más dura es la caída. En ella estamos y en el descanso ante el Elche empecé a sopesar lo conveniente de limitarme al fútbol cadete y juvenil de la ciudad, pues el profesional lo están matando entre tantos, no sólo el peplo de Carlos González,  que hasta uno mismo llega a sentirse culpable.
     
El Elche de mi paisano Pacheta -pelendón de Salas de los Infantes- como el Córdoba, está emperejilado con descartes de equipos no precisamente de Primera. Es firme candidato al descenso, pero imagino que el Elche, indigente casi total como el Córdoba, no cometerá la torpeza de despedir al bueno de José Rojo Martín como hizo nuestro presidente con José Ramón Sandoval, el único entrenador capaz de sacar algo de este oasis agotado. El portero es José Juan, del que no digo nada por respeto a la edad. Antier cumplió los 39. Tekio, pundonoroso capitán de la UCAM Murcia, se ha colocado con firmeza de lateral derecho y en el izquierdo está Juan Cruz, descarte del Rayo Majadahonda. De centrales juegan Verdú, un cartagenero al que el amo del Córdoba no quiso sujetar en el B, y Neyder, un colombiano que andaba en el fútbol modesto madrileño. Xavi Torres, veterano de la cantera del Barça y con muchos partidos en Primera con el Betis, Levante, Getafe.. es quien ejerce de jefe en el campo, pero no sé, lo veo muy quisquilloso y menos participativo de lo que debiera. Anda mejor Javi Flores, el vecino de Fátima que al parecer no entendió hace años cuando le dije que había príncipes que se convertían en ranas pues siendo aún un tirillas empezó a excederse en caños y sombreros en 2ªB. Por el mundo “alante” cogió kilos, sensatez y practicidad hasta convertirse en uno de los mejores futbolistas del equipo. No es mucho, pero yo lo creo importante. Quizás el más fino de los futbolistas ilicitanos sea Iván Sánchez jugando a pie cambiado. Nos ha marcado un golazo a lo Robben, pero sin regatear. No lo ha necesitado. Javi Galán y Quezada los últimos infectados por el veneno del peplo miraban la maniobra desde lugares extraños. Este Iván lleva peregrinando desde Jaén a Almería y de Almería a Albacete casi siempre en la banda izquierda. Del joven Gonzalo Villar, un 10 clásico, el Valencia espera su explosión pero sólo se le ven chispazos mientras que Borja Martínez otro mártir de contratos anuales en distintos pueblos busca su asentamiento definitivo en un equipo mediano de 2ª. Ayer estuvo muy bien. La escuadra le quitó un golazo. Sory Bara es un guineano del que he leído excelencias pero que aquí pareció torpe y alocado. Lleva unos pocos goles pero cualquier día se le para la racha y tendrá que salir Benja, otro que estuvo por aquí y no jugó ni un partido, o el eterno Nino, otro al que hay que respetar por edad, dignidad y gobierno. Saltó cuando De las Cuevas hizo el 1-1. ¡Manda h... que un tío medio jubilado al que se le repescó del paro sea ahora el más decisivo del equipo!  La verdad es que el Córdoba se sacudió pulgas cuando salieron los “niños” Moyano y Andresín más que posibles víctimas de esta descomposición, pero es De las Cuevas al único que esperamos los que creemos saber de esto.