Follow by Email

martes, 30 de noviembre de 2010

Peor que con Pellegrini

El mejor 7 que haya habido con camiseta del mercadillo,
en El Plantío


Francisco Javier Gómez Izquierdo

Goleada. Mal partido para el buen aficionado. Cortocircuito en el Madrid y cierto vicio que parecía erradicado. El Real es el más rico y parecía que los mejores estaban dispuestos a tirar del carro, pero en la Casa Blanca sigue habiendo pobres con dinero. Escribo de memoria y con prisa, pero recuerdo un partido en Zaragoza del Barça de Cruyff. 6-0 a favor de los maños y “El Flaco” soltó una frase para la historia culé: “Nos viene bien una derrota así”. Creo que no volvieron a perder. Mourinho ha visto que Özil sabe lucirse ante juveniles, pero no es artista para los grandes partidos, y no es que uno quiera llevar razón a la primera oportunidad.
En realidad, creo que el equipo se ha sentido extraño y puede que bloqueado ante la posible exigencia del míster. Como a Rambo, les pesaban las piernas, y el caso de Sergio Ramos ha sido revelador. No se puede hacer peor partido y no se puede vivir de ser campeón del Mundo. En Camas y Utrera, puede perdonarse el error, pero que un tal Jeffren te ponga en ridículo es insoportable para tipos como Mourinho. Hagan el favor de ver despacio la repetición del último gol y fíjense en las maneras del sevillano. De los malos modos de niño caprichoso, mejor lo dejamos. Como tampoco voy a hacer referencia al canguelo insuperable que asalta a Cristiano cada vez que se enfrenta al Barcelona. Se bloquea, pero no desperdicia la ocasión de dejar su impronta de chulo de discoteca.* Sergio y Cristiano son dos claros ejemplos de pobres con dinero. De tipos que empiezan siendo graciosos y acaban estomagando. Al portugués “apolíneo”-palabra que usaban los cursis de mi época- alguien debe decirle que el Madrid es más que CR7. Mucho más. Hay cosas que Mourinho no tenía previstas. Tal que la desconcentración de estas dos alhajas, el anarquismo salvaje de Marcelo, y la falta de esa intensidad que tan predicada tiene. Acaba de hablar y no ha dicho ningún nombre. No se ha quejado de nadie y ha saludado educadamente a Barcelona. Hoy le han fallado los suyos. El Barça ha estado en tigre majestuoso y el Madrid en gatito de dientes limados. En gatucho de convicto antiguo. Lo de Benzema no le ha sorprendido, pero lo del resto...
Lo mejor de hoy, es que aún hay Liga. Partido no ha habido.
_______

*Nota del editor:
El chulo de discoteca en esta ocasión fue Gandhi Guardiola, el de la levita, que simuló agresión facial de Cristiano y exigió mediante tremendos aletazos sanción a Carvalho, víctima de un mordisco de Messi por la espalda
.