Follow by Email

jueves, 25 de noviembre de 2010

Carné de ruta por el despilfarro

Toro de Osborne manifiestamente renovable

Crónica contable del despilfarro inversor en el marco de un viaje de Pamplona a Madrid, dividida en cuatro capítulos. Salimos de la capital navarra a media tarde, con buen tiempo y mejor humor. A los pocos kilómetros nos encontramos metidos en un espeso bosque de molinos productores de electricidad. No es un bosque eólico corriente, de esos que se ven de lejos distribuidos, como los indios de las películas del Oeste, por las cuerdas de colinas lejanas. Éste parece querer cerrarnos el paso ocupando lomas, llanos, vaguadas, sotos y cañadas. ¿Quién paga todo este despilfarro? Para cubrir todos los costes, incluyendo los subsidios a las renovables, España tendría que tener la electricidad más cara de Europa. Y es que salvar el mundo sale muy caro. No tengo nada claro cómo acabará este embrollo, resultado de uno de los episodios de desgobierno más llamativos de la historia de España.

En Nada es gratis