Follow by Email

domingo, 28 de noviembre de 2010

El día del buitre solitario

Buitres colocados conforme al manual


Francisco Javier Gómez Izquierdo


Un buitre solitario y descolocado. Un buitre en la copa de un pino. Un insólito imprevisto. Una metáfora para el Madrid-Barça.

Aplaudimos las virtudes técnicas y el fluir futbolístico del Barça. Creemos que no hay nadie como Messi*. Pedimos la inmortalidad para Xavi Hernández, al que Casillas pone donde se debe. Tenemos a Iker como el mejor portero del mundo. Admiramos el galopar por la izquierda de Cristiano. Creemos haber descubierto que en Mourinho todo es más pose que maldad. Teme el Camp Nou a Di María, el genio que está llegando...
Los sesudos analistas saben todas las claves: que si robar pronto, que si presionar más arriba, que debilidad en Marcelo, que cuidado con las ayudas... Llega el día y un instante tira por tierra toneladas de papeles con “borratajos” y vagones de palabras gastadas... Llega el día y un suplente como Baptista gana un partido. Llega el día y Caín (Ibrahimovic) da su sangre para que viva Abel (Guardiola)**... Llega el día y hay un buitre solitario subido en un pino. Un bicho que nadie espera en improbable lugar y zás: Iturralde da penalty por córner, Khedira marca desde el centro del campo, a Iker se le escapa un balón...

Es el buitre animal gregario y suele posarse en altos riscos, pero si usted es paciente en la observación año tras año, se topará con el solitario buitre donde menos se lo espera.
___________________

*No es el caso del editor, que piensa que Messi es la versión argentina del rayista Potele, muy inferior a Cristiano Ronaldo

**Tampoco es el caso del editor, que piensa que Ibrahimovic es Abel, y Caín, el Gandhi Guardiola, prototipo del cursi español -alma gemela de Zapatero- que cree sacudirse el pelo de la dehesa con un librillo de poesía


Buitre solitario desafiando a las señales de precaución