Follow by Email

domingo, 22 de abril de 2012

Campeón de Liga


Francisco Javier Gómez Izquierdo

No ha sido el partido que querían el amo señor Roures y los barandas de la Liga. La gente del fútbol y los aficionados que no comulgan en blanco ó azulgrana están ya un poco hartos de tanto partido del siglo a jugar cada trimestre y, aunque no es necesaria la llamada para que los devotos asistan a las misas cantadas en las festividades mayores, es constatable el hastío hasta en los mismos protagonistas. La Liga estaba decidida y hoy el Madrid ha demostrado que la merece. Por eso la va a ganar. Porque la merece y porque “el Pep” también es vulnerable.

           El invento de Guardiola para la temporada fue jugar con tres defensas y sin delantero centro. Está bien pensado dejar a la defensa rival sin referencia que marcar y hacer aparecer repentinamente a los fusileros en racimo (Cesc, Iniesta, Xavi, y por supuesto, Messi) , pero para jugar sin delantero centro es conveniente poner cuatro defensas con dos laterales ofensivos y dos extremos, para que uno de estos arrastre defensas contrarios y aparezca por sorpresa el lateral. Tal como solía aparecer Alves cuando Messi abrazaba diagonales. Esta noche el míster catalán se ha empecinado en que Alves viva en la recta del 7, acampe “allí”, con lo que ha facilitado la labor de Coentrao, un lateral que no sufre si no se le hace pensar..., y ha querido pasar a la historia del fútbol con eso que llaman “defensa de tres”.  No entiendo el por qué de la cabezonada, teniendo en cuenta que no le ha salido nunca bien, si exceptuamos en los entrenamientos con puntos. Lo de Tello ante Arbeloa era baza para dar que padecer  al defensa  de la diestra blanca, pero el inseguro Álvaro ha estado listo, y no ha entrado ni una sola vez al trapo. Muy bien la defensa del Real Madrid, en la que el auténtico jefe ha sido Alonso, colocando los sacos terreros donde más daño hacían, siempre por delante de la línea del área.  Ha jugado Özil y ha defendido como si fuera Khedira, sobrándole tiempo para enviar un cheque al portador de esos que Cristiano no desaprovecha. Un servidor no esperaba que Özil jugara, y menos aún que lo hiciera bien, pero es costumbre que aquellos futbolistas  con los que me meto, me quiten la razón a la menor oportunidad.  Cristiano ha sido Cristiano y ya es Campeón de Liga.

           El Barça ha jugado bien. Digamos correctamente... pero sin chispa. El portero Valdés -que nunca ha tenido el nivel que le adjudican los reporteros- hoy iba con “ellos” y ha hecho dos regalos sin consideración alguna para los tres jabatos de la defensa. Messi no ha encontrado nunca el sitio de donde arrancar y a Xavi le ha estorbado Thiago. Busquets ha estado fallón y era Cesc y no el hijo de Mazinho al que tocaba salir..., pero no se por qué me parece que Guardiola quería ganar con “genialidades” (tres defensas, Thiago y Tello) que perdonarían la derrota. En realidad, a Guardiola nadie le va a exigir arrepentimiento. Entre azulgranas tiene mucha más majestad que Don Juan Carlos..., pero en la final de la Copa de Europa seguro que pone cuatro defensas. ¡Al tiempo!