Follow by Email

sábado, 20 de octubre de 2012

Vuelve la Copa

Rival del Real Madrid

Francisco Javier Gómez Izquierdo

En ésta semana de fútbol pobre, en la que los equipos de 2ª División han estado de copas buscando  una taquilla redentora que alivie alguna de sus mil penurias, hemos visto cómo uno de los gigantes de ayer (el Mirandés) que alanceó el Athletic de Bielsa en épica batalla, ha caído ante un Spórting que ha decidido prescindir del entrenador, mientras los banquillos de la Primera se preparan para pasar malas tardes en partidos que tanto gustan a un servidor.

      El periodismo coloca el Madrid-Barça de rigor en semifinales de Copa, dando por resueltas eliminatorias por las que andarán Valencia, Málaga, Alavés y Alcoyano, y en verdad la lógica siempre ha de empujarnos a lo más probable, pero el único momento de debilidad de los dos gigantes está en los partidos a vida o muerte, donde tienen mucho que perder y nada que ganar.
     
La Liga española es cosa de dos. La Championlí, casi que también, pues lo del año pasado ante Chelsea y Bayern ha de tenerse como accidente... y no hemos de olvidar que este tipo de accidentes puede repetirse cuando se abandonan esas liguillas recaudatorias en las que siempre pasan los mismos... y que para eso se fundaron.

    Los equipos coperos de toda la vida son el Athletic y el Barça. Un poco menos el Real Madrid... pero cada cinco años aparecen convidados como Zaragoza, Español, Mallorca, Alavés, Depor... que no caen hasta semifinales repartiendo disgustos durante un lustro entre los considerados favoritos, que en realidad se reducen a dos.

     El Elche, que junto al Villarreal y posiblemente el Almería serán futuros primeras, tiró la Copa en Córdoba porque tiene el firme propósito de ascender. El Elche tiene buen once, buen entrenador y una directiva que le ha echado muchos “riles”.  Fran Escribá, que abandonó a Quique Sánchez Flores en buena hora, y con el que dice que no se habla, asumió el reto de su presidente que prometió regalar el abono a los socios para la próxima temporada si no se conseguía quedar como mínimo en el play-off. El míster ilicitano sabe que una plantilla corta no puede entretenerse en la Copa, aunque se pierda algo de dinero y en El Arcángel salió con dos titulares. Como el Elche nunca ha sido copero, se quitó un peso de encima a las primeras de cambio, lo mismo que el Villarreal, pero al Villarreal no lo veo adaptado a su nuevo ambiente y me da que costó mucho el repaso de la Ponferradina. El resto de los aficionados que pululamos por 2ª División no nos conformamos como la gente de Elche y como lo de ascender a 1ª lo vemos muy lejos, estamos dispuestos a disfrutar con los pequeños desafíos que concede la Copa. Nos ha tocado la Real, uno de mis equipos de siempre... y como vamos a pasar, se va a enterar Messi de quién es Dubarbier.

Ilicitano