Follow by Email

lunes, 21 de febrero de 2011

Bicicletas al llamado de Don Pére

N-420 por Brazatortas


Alcalde y tres concejales
pro-bicicletos.
En medio, Campanero

Francisco Javier Gómez Izquierdo

Ayer, 20 de febrero, circulaba un servidor a las 11 de la mañana por la N-420, y entre Puertollano y Brazatortas, pueblo en el que está la casa donde no nació Don Antonio Gala, tuve que soportar una caravana propiciada por el capricho de un club de domingueros bicicleteros protegidos por la furgoneta del Ayuntamiento del pueblo. Ni exhibición, ni carrera, ni nada parecido. Simplemente un paseo de a 20 por hora de unos 50 ociosos charlando animadamente y a los que los sufridos conductores íbamos adelantando entre curva y cambio de rasante. A un peugeot que se atrevió a tocar el claxon conforme sobrepasaba el pelotón de manchegos le llovieron todas las maldiciones del infierno y si hubieran dispuesto de armas, allí hubiera perecido el conductor del peugeot.

El alcalde de Puertollano se ve que quiere hacer méritos, y como se tiene por bonito de cara, es el primero que ha preparado escaparate ante el festejo de Córdoba y ha sacado su ejército de ciclistas a la calle para presumir de progresista y que Don Pére le tenga entre los elegidos.
Yo creo que Don Pére debería explicar, sobre todo a los responsables municipales de su religión, que en el casco urbano el alcalde tiene cierta autoridad, pero que por las carreteras nacionales los ciclistas deben circular de acuerdo con el Reglamento y que la Guardia Civil debe tener conocimiento de excursiones multitudinarias organizadas por los Ayuntamientos. Si yo fuese pikoleto y me encontrara de servicio con el panorama de ayer, al que guía la furgoneta le hubiera caído una sanción morrocotuda por poner en grave peligro la seguridad vial de manera continuada.

-Mande la multa al Ayuntamiento- me hubiera contestado.