Follow by Email

martes, 28 de septiembre de 2010

La culpa fue de Morante

Morante pidió Victorinos, pero no quedaban


José Ramón Márquez


Me llama desde Sevilla mi amigo J. Estuvo en la corrida infausta del domingo, la de los Zalduendos. Me dice:

-Habláis mucho de July, pero no os dais cuenta de que toda la culpa es de Morante. Fue él quien escacharró la corrida, con sus poderes. Ese hombre lo mismo te rompe el reloj que te deja a los toros parados. Es que nada más salir del chiquero los animales percibían en seguida el efluvio de Morante y se escacharraban, se venían abajo al percibir su fuerza telúrica. Te lo juro. Era impresionante, pero ese hombre tiene algo, que lo que se le arrima lo para; ese hombre tiene un don. Escacharró la corrida entera él solito. Se la cargó, el tío. Para el tiempo, para los relojes, para a los toros, yo no sé por qué no se mete a un circo, se haría rico, el Uri Geller de La Puebla, el Mesmer sevillano: “Questo è quel pezzo/di calamitá,/pietra mesmerica”.