Follow by Email

sábado, 25 de septiembre de 2010

El Cid después de muerto

Puerta del Príncipe
el-cid.es

Antonio Burgos
Abc de Sevilla

Retorno a lo inicial de Mío Cid porque a Manuel Jesús le ha pasado como al Campeador, que ganaba batallas después de muerto. Todas las batallas de este verano, las del pundonor y el arte, las ha ganado El Cid después de muerto. Sí, los enterados (e incluso algunos entendidos) lo habían dado por muerto. ¿Qué digo por muerto? Por enterrado y con siete palmos de tierra y cuarenta matas de jaramago encima. ¡Ea, pues ahí tienen al que estaba muerto, carnes mías, ganando batalla tras batalla después de que, según ustedes, la hubiera palmado en el toreo! Ojalá esta tarde le metan la cara por lo menos dos toros, que aquello de los Victorinos en Bilbao va a ser nada al lado de este Cid ganando en Sevilla la batalla de Alcurrucén después de muerto. Como cantaba Peret: que no estaba muerto, no, no, que estaba tocando pelo...

(Leer entero)