Follow by Email

jueves, 28 de enero de 2010

EL MADRID DE SEGUNDA




F. J. Gómez Izquierdo

Un mes antes del final de la anterior temporada futbolística, el amo del Betis no admitía la posibilidad del descenso y empezó a formar plantilla para la championlí con un portero que le quitó al Málaga y que se hizo importante en Burgos llamado Goitia. Luego convenció a Carlos García, un buen defensa de la vecina Almería... y cuando Donmanué bajó a la Tierra ya estaba el Betis en Segunda... con un Betis-Córdoba en la 1ª jornada...
Como quiera que Andalucía se enteró de que había crisis, los presidentes de los clubs de Segunda se juntaron para facilitar entradas baratas entre las aficiones vecinas... menos el amo del Betis.

Recuerdo vagamente una de sus primeras extravagancias inadmisibles jugando en Toledo, cuando se negó a que sus jugadores se cambiaran de camiseta al grito de "...semo er Betis". Tuvo que intervenir el delegado del gobierno para evitar un altercado, pero el Betis salió con la verdiblanca y el Toledo sacó su segunda camisola. La normativa dice que si no acudes con la equipación adecuada y te niegas a procurarte una, se considera incomparecencia y pierdes el encuentro.

-Somos el Madrid de Segunda, y el que quiera ver al Betis, tendrá que pagarlo -soltó con esa vocecita que Dios le ha dado, un segundo antes de pedir treinta euros al cordobesismo que pensaba ir un sábado de agosto a Sevilla a disfrutar de 40 grados a la sombra.

Los que siempre viajan tocaron a rebato, cancelando toda salida de autocar y disuadiendo a los que pensaban hacerlo a título particular. Huelva, Cádiz y Córdoba son una fiesta cuando juegan entre sí. Los aficionados comen juntos y luego se mezclan para ver los partidos... pero en el Manuel Ruiz de Lopera los vecinos han de pagar más que los forasteros (no puedo asegurar que por el Betis-Huesca se pagara lo mismo que por el Betis- Córdoba, pero apostaría que no). Estos pequeños absolutismos no pasarían de ser chaladuras de maniático, si no fuera porque las ligas son a dos vueltas y cada vez hay menos gente educada... y si el Córdoba visitó Sevilla, el Betis ha de venir a Córdoba.

El tiempo ha llegado y el Córdoba, en justa correspondencia, le ha puesto a treinta "leuros" la entrada al aficionado bético, que, como se sabe, es el más devoto de cuantos hay en España. Ayer estaba casi todo el aforo de El Arcángel vendido y hay descerebrados con ganas de hacer pagar lo del sábado de agosto. Seguro que Donmanué no da la cara con su Madrid de Segunda, aunque... Pereira no es Ronaldo, ni Capi, Kaká... Víctor Fernández es más alegre y pinturero que Pellegrini... y además el Betis es musho Betis.
Tengamos la fiesta en paz.