Follow by Email

martes, 24 de noviembre de 2009

MARTES, 24 DE NOVIEMBRE

el-cid.es


LOS TOROS EN FACEBOOK

Una web taurina ha elegido en Facebook al matador Manuel Jesús El Cid y al ganadero Juan Pedro Domecq "decepciones 2009".

Eso de Facebook suena bien: uno dice que lo ha dicho Facebook y parece que lo hubiera dicho el mayordomo de Obama. Sin embargo, Facebook no quiere decir nada. En Facebook, un grupo de friquis montó el otro día el entretenimiento de cómo matar (sic) a Esperanza Aguirre. Facebook, pues, da para lo que da. En los toros, por ejemplo, da pare decir que la decepción de 2009 ha sido El Cid.

-El exceso de trapo -escribió Lope- cubre la falta de ingenio.

Asomémonos a las cuatro primeras plazas -las que no pisó en 2009, para entendernos, "el torero más grande de la historia"- de España: Sevilla, Madrid, Bilbao y Pamplona.

En Sevilla, al Cid -igual que a los espectadores- le dieron gato por liebre victorinera (la fiesta estaba montada para Morante): de todos los toros que había visto, sólo echaron uno al ruedo; le tocó a él, con faena merecedora de oreja que el público morantero, con el reloj parado, ay, no pidió. Este mano a mano halloweenesco -truco o trato- le marcaría al Cid toda la temporada.

En Madrid, nuevo gatillazo victorinero, acaso porque el sueño secreto de Victorino Jr. sea convertirse en el nuevo Juan Pedro, lo que confunde a sus pupilos.

En Bilbao, El Cid tiene firmada la obra magna del 2007, su puerta grande con los seis victorinos -la corrida que no quería el veleta de Lezana-, algo que, de momento, no ha hecho nadie. Era aquél un Cid que venía de triunfar con los Fuente Ymbro verdaderos en Almería, toda la noche en la carretera, a bocadillos en las gasolineras para distraer la ansiedad, y a las ocho de la mañana, Bilbao, ese Bilbao donde este año no se ha picado a los toros -siete jandillas y una orejilla para Julián López- y donde al Cid le cayó el buey de la Feria: un Joselito de la Reina del Tajo o del Tajo y la Reina.

Y en Pamplona, la cogida al primer toque de muleta.

Anunciado con los toros serios, que son los suyos, al Cid le ha fallado Victorino. Anunciado con los toros cómicos, que son los de las figuras, al Cid le ha fallado el revisterismo. En Sevilla y en Madrid, los revisteros se hicieron lenguas de dos gargajos jaboneros que el matador de Salteras se habría dejado escapar.

"Decepcionante Cid". Pero ¿dónde están los triunfadores 2009 de Sevilla, Madrid, Bilbao y Pamplona? ¿Quién recuerda sus faenas de -y aquí volvemos a Foxá- toreo de plazas sin palcos: tocamentos de pitones, tocar el testuz, ponerse de rodillas delante del toril, banderillear en el estribo...?

-¿Y para esto echamos de aquí a Fran Rivera? -preguntaba Jorge Laverón el día de la Puerta de Castella.

Ignacio Ruiz Quintano

el-cid.es