Follow by Email

viernes, 15 de marzo de 2019

Finlandia



Ignacio Ruiz Quintano
Abc

Un Foxá de Finlandia (artículos, poemas y cartas desde Finlandia, 1941-1942) nos llega de la mano pródiga de Renacimiento, en edición de Cristóbal Villalobos, autor del prólogo.
¿Qué hace Foxá en Finlandia, el país que Bakunin había intentado insurreccionar, sin éxito?

Literatura para la leyenda.
A propósito… ¿tiene usted una leyenda? –preguntó a Ruano un literato esteticista, Vargas Vila, como si eso de tener una leyenda fuera como tener cerillas o llevar pañuelo–. Pues cuide mucho de tener una leyenda.
El lector de ABC conoce muchos artículos del libro, pero están las cartas, que también valen para la leyenda, redondeada con su relación con Curzio Malaparte, que lo convierte en personaje de “Kaputt”.
Finlandia, para Foxá, es una inmensa Vinuesa (¡camino Soria!), con hongos, helechos, alces en vez de ciervos, lagos (sesenta mil), musgo y ríos espumeantes. Echa de menos el sol y los toros y escribe a su familia pidiendo noticias y su medicina para los nervios.

El ciclista es la mosca del Norte.
Foxá viaja, en comitiva con Malaparte, al frente de Leningrado. Un general les cuenta el caso de unos paracaidistas soviéticos que, perdidos en el bosque, se atacan por hambre: “Uno devoró al otro; me enseñan las fotografías del cadáver”.
El verano nórdico es el más hermoso del mundo… En un “parturi” (peluquería) me afeitaron unas bellas carelianas (en el Norte todas las peluquerías son servidas por muchachas, y de una de ellas, en Estocolmo, salió Greta Garbo antes de entrar en el Olimpo de Hollywood). Hay también en Finlandia mujeres albañiles que suben al andamio. Las mujeres lo invaden todo. Ellas conducen el tranvía y arreglan la chimenea.
Con motivo del 8 de Marzo, un especialista citaba el otro día una encuesta de la UE según la cual el porcentaje de mujeres víctimas de violencia doméstica es de un treinta en Finlandia, por el trece en España.

–Los nórdicos –anota Foxá– tienen por la sangre el mismo pudor que nosotros los españoles por lo amoroso.