Follow by Email

miércoles, 24 de febrero de 2021

Las orejas


Tandoori Station

Ignacio Ruiz Quintano

Abc


    Cada lunes, y ya van siete, recibo un sms de la Comunidad de Madrid que me recuerda, como a los presos con pulsera, que, como vecino de mi calle, estoy “confinao” por “la Coviz”, y privado, por tanto, de mis derechos constitucionales, que valen lo mismo que la blanca doble en el dominó.


    Ese sms es lo único que he recibido del Régimen y me parece la mejor expresión de lo que los alemanes llaman “bürgerlicher Rechtsstaat”, que Francisco Ayala tradujo por “Estado burgués de Derecho”, y Montserrat Herrero, por “Estado de Derecho burgués”, pues, según ella, el calificativo “burgués” afecta al concepto “Estado de Derecho” en su peculiar configuración.
    

Tengo la suerte de vivir encima de un restaurante indio que pasa por ser el mejor indio de la ciudad, y que es la única fonda que la Carta Otorgada del 78 me permite visitar, lo cual ha cambiado mi vida, pues uno no es de donde nace, Burgos, sino de donde pace, la India, donde el joven Churchill pasaba el día cuidando de sus rosas, coleccionando mariposas, jugando al polo y leyendo a Gibbon (no a Gibson, como me “corregía” el redactor jefe de “Cambio 16” cada vez que citaba al historiador de la declinación y caída de Roma).
    

En cuestión de libertades, la Comunidad de Madrid me ha merendado la cena, y yo ya no sé si, siendo media tarde, ceno o meriendo mi papeo mogol maravillosamente cocinado por el chef Nadeem en el indio de abajo, concebido como un tren, la mejor ilusión de viajar cuando uno se encuentra bajo arresto domiciliario. ¿Qué comía Michelet para llegar a decir que Alemania es la India de Europa?
    

–Pues, hijo, ¿qué quieres que te diga? Lo que más me ha impresionado de allí es la importancia que le dan, ¡fijate!, a las orejas –le dijo a Ullán una amiga a su regreso (“tocada de la oreja”) de la India, y todos nos miramos pensando lo mismo: ¡El Juli!
    

Para sentirme en la mesa de Brahma, Vishnu y Siva sólo me falta que el chef Nadeem planchee la oreja como el gallego de “La oreja de Jaime” en la calle de la Cruz.

[Miércoles, 17 de Febrero]