Follow by Email

lunes, 31 de agosto de 2009

BILBAO, RIAU, RIAU


José Ramón Márquez

No se nos debería pasar por alto la entrevista que Luis Gómez le hizo para El Correo Español a Luis Díez de Lezana, presidente de la Comisión Taurina de la Junta Administrativa de la Plaza de Vista Alegre.

Tras una feria que ha sido calificada por los aficionados solventes como una auténtica birria, el pobre hombre se dedica a echar balones fuera y a justificar lo injustificable. Casi parece Gila explicando su vida: dice que la feria no fue mala, sino que hubo mala suerte; que fue un error dejar desierto el premio al toro más bravo –la verdad es que tiene razón, se lo podían haber dado a cualquiera y así no se perdían la cuchipanda que va asociada a la entrega del galardón–; que los toros de Hermanos García Jiménez no es que se cayeran, sino que flojeaban –qué finura la del morrosko éste–; que los de Fuente Ymbro no sólo no eran inválidos, sino que esa ganadería soltó tres toros estupendos... De los Jandilla, acepta que tal vez tuvieron mala presentación, pero desvela que son toros distintos (sic) y que embistieron como máquinas. Descarga su parte de responsabilidad en la preponderancia del encaste Domecq sobre los hombros de los toreros, ya que según él, si a las figuras “les metes corridas fuertes, no te las van a torear”.



Lo más grande de Bilbao'09, las luces del Cid'07, mimadas por Joaquín Moeckel

Cuando habla de ganaderías, el hombre se viene arriba. Primero señala las que pasan a la lista negra: “Pues mire, le voy a decir unas cuantas. Tal vez La Quinta, por la que apostamos mucho; los Hermanos García Jiménez, y, quizá, Jandilla. Además de Torrestrella, por supuesto. Han estado muy flojas” Luego deja volar la imaginación y anuncia que para el año próximo cuenta con Dolores Aguirre y Miura –ignoramos si Miura cuenta con él–. Y como prueba del excelente humor de los bilbainos se marca esto: “Me gustó mucho la de Joselito (El Tajo y la Reina). Con ésa, posiblemente, contaremos el año que viene”. Y es que el solemne ex matador se está haciendo un huequecito en el corazoncito de muchos paladares exquisitos que están en la pomada y se están dando cuenta de la calidad enorme que atesoran los ganados del El Tajo y la Reina (nombre, por cierto, nada pretencioso).

La tarde de Joselito Arroyo (El Tajo y la Reina, para el vulgo)

Bueno, pues como se puede ver, el pobre hombre defiende como puede su gestión y da explicaciones para todo. Se ve que este pequeño mal trago le compensa por el largo año que le resta para darse postín entre sus convecinos, visitar ganaderías en las que será tratado con esmero e incluso almorzar con el alcalde de vez en cuando. Una semanita de desazón y un añito de vida regalada.

Este hombre puede explicar lo que desee, dar su visión interesada de la birria de feria que han organizado o almorzar con quien le plazca, pero debe darse cuenta netamente de su responsabilidad, porque, si Bilbao se pierde, si desaparece su solvencia de toros serios e íntegros, de puerto de primera categoría y obligatorio para los toreros de postín; si en la mítica arena negra el toro es sustituido por el choto, entonces se pierde el Norte.


(La entrevista completa está en http://www.elcorreodigital.com/vizcaya/prensa/20090826/vizcaya/cuatro-ganaderias-volver-20090826.html)


El toro de Bilbao, riau, riau, se difumina